Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

¿Quién necesita petróleo?

Quién necesita petróleo

EL OBSERVADOR

MIGUEL ARREGUI

No habrá que derramar una lágrima si al fin no se encuentra petróleo abundante bajo el mar territorial uruguayo. Significará que, como siempre, habrá que trabajar para ganarse la vida y no se podrá vivir de rentas.

En general los nuevos ricos petroleros se echan a perder, como las buenas mozas de la ronda infantil. Una parte de los países que viven básicamente del petróleo están en ruinas, desde Venezuela a Irak o Libia. En parte es el resultado de la intromisión de las potencias, y en parte de sus propios errores. Otros grandes exportadores, desde Rusia a Irán, pasando por Nigeria, no logran alcanzar un nivel de desarrollo satisfactorio y sostenido.

Las grandes rentas a bajo costo tienden a gestar economías de monocultivo, parasitarias y corruptas.

Sólo algunos países que habían alcanzado un alto grado de madurez socio-cultural y económica antes de iniciar la explotación petrolera han sobrevivido a las grandes tentaciones. El caso paradigmático es el de Noruega, primero en el ranking de calidad de vida, que reinvierte entre el 95 y el 97% de sus ganancias petroleras en bolsas de valores del mundo y una amplia gama de negocios, sólo gasta los intereses y guarda el capital acumulado para las futuras generaciones. 

La matriz

En pocos años Uruguay cambió radicalmente su matriz energética, lo que le da una independencia impensada apenas décadas atrás.

Su producción de electricidad se basó inicialmente en centrales térmicas alimentadas con desechos, carbón o petróleo. Luego se incorporaron cuatro centrales hidroeléctricas: Rincón del Bonete (1945), Baygorria (1960), Salto Grande (1979) y Palmar (1980).

Hoy casi la mitad de la energía eléctrica proviene de fuentes renovables: agua, viento, sol, biomasa (alimentada con leña, cáscara de arroz, residuos de la cosecha forestal o de la caña de azúcar), que producen el sector privado o empresas estatales como UTE y Ancap.

Más del 3% del Producto Bruto anual fue para infraestructura energética, según un reciente informe de Uruguay XXI. Ha sido una política de Estado muy agresiva por acuerdo entre los principales partidos políticos. Los líderes mundiales en inversión per capita en energías renovables son Holanda, Japón, Uruguay, Reino Unido, Irlanda y Canadá.

El año que viene habrá en el país 28 parques eólicos de gran porte con una potencia instalada de 1.500 MW. El 38% de la electricidad generada será de fuente eólica, lo que ubicará a Uruguay apenas por detrás del líder mundial, Dinamarca (42%). Como dijo la sarcástica abuela deDownton Abbey: es muy alentador ver el futuro desplegarse.

La zafra de los molinos de viento, que inició en Rocha el empresario argentino Alejandro Bulgheroni con los parques Agroland (2007) y Nuevo Manantial (2008), está por terminar y los técnicos emigran hacia otros países de la región, que también los instalan en grandes cantidades.

La producción de energía a partir de la biomasa levantó vuelo cuando en 2007 comenzó a funcionar la planta de celulosa de Botnia (ahora de UPM) en Fray Bentos, y en 2014 la de Montes del Plata cerca de Conchillas. Ambas empresas producen con residuos forestales la energía que consumen y venden sus remanentes a UTE.

El rey

Pero el petróleo sigue reinando en el transporte, y el gas tiene un papel significativo en la cocción de alimentos, la calefacción y la industria.

En 2013 circulaban en Uruguay 650.000 autos y camionetas, 68.000 camiones y tractores, 8.600 ómnibus y minibuses, 6.300 taxis y remises y 844.000 motos y ciclomotores. En síntesis: había un vehículo cada dos habitantes.

La producción de electricidad por fuentes renovables redujo notablemente la dependencia uruguaya del petróleo, un producto que cada vez representa menos en las importaciones. En 2008, cuando el precio del barril de crudo alcanzó su récord histórico y la gran sequía detuvo a las centrales hidroeléctricas, se importó petróleo y destilados por 2.500 millones de dólares. En 2015, con precios muchos más bajos y una menor dependencia de la producción térmica, la importación de petróleo sólo sumó 1.000 millones de dólares. Este año las compras podrían llegar a 1.400 millones. 

La factura petrolera entonces ya no es tan pesada. Como compensación parcial, la empresa estatal UTE prevé exportar este año electricidad hacia Argentina por 100 millones de dólares. Las posibilidades de venderle a los vecinos se ampliarán año a año, y más aún si la finlandesa UPM instala otra fábrica de celulosa sobre el río Negro.

Una de las profecías más erradas del último medio siglo ha sido el "inminente" fin de las reservas de petróleo. En 1970 se estimaba que el petróleo se acabaría alrededor del año 2000 y el gas natural en 2010. Sin embargo nunca hubo tanto petróleo disponible como ahora. La presunta escasez y las subas de precios hicieron que comenzara a explorarse en todas partes. Las nuevas tecnologías permitieron extraer crudo desde el fondo de los océanos o de los esquistos en las rocas. En un giro histórico sorprendente, Estados Unidos se ha convertido en el principal productor de petróleo gracias al fracking (fractura hidráulica), un método muy cuestionado por su impacto ambiental.

Si los consumidores de combustibles uruguayos no han visto una rebaja en el precio es por los despilfarros e ineficiencias de Ancap y los altos impuestos.

Claro que disponer de petróleo es un privilegio. Pero la calidad de vida es otro asunto y depende de otras cosas. La auténtica ventaja es la diversidad en vez del monocultivo, y la cultura de trabajo y la innovación tecnológica antes que las materias primas. Miren a Alemania, o a Japón, que ni siquiera tiene autoabastecimiento de arroz.

Es muy probable que Uruguay cuente con petróleo en algunas zonas en torno a la cuchilla de Haedo, desde Piedra Sola a Salto. Sería barato de extraer aunque escaso. Si además hubiera petróleo en el mar territorial, donde la búsqueda hasta ahora ha fracasado, sería mucho más caro. Extraer un barril desde 4.000 o 6.000 metros debajo de la superficie costaría entre 35 y 75 dólares, cuando hoy en el mercado está a unos 47 dólares, un precio de ganga.

Volver a la Home
  1. Olivera: El Estado se devora a sus hijos bastardos
  2. Escribe Muñoz: Energía renovable y proyecciones para Chile
  3. Bonelli: La letra chica del acuerdo con el FMI y el dólar que busca el Central
  4. Juan Pablo Amar: Las Microredes Híbridas han llegado para quedarse
  5. Daniel Bosque: Nuevas caras ¿Otros rumbos?. Julio Villalonga: Los nuevos desafíos
  6. Bonelli: Historia secreta de la salida de Sturzenegger
  7. Escribe Alonso: El martillo geológico y su historia
  8. Brosset: Estrategias de crecimiento en la minería peruana
  9. Aravena González: Claves del crecimiento chileno
  10. Alexander Müller: La aceleración de la economía peruana
  11. El Comercio: Retos mineros en el Perú
  12. FMI x 2: Oña: Con la economía dada vuelta. BonellI: Ganadores y perdedores
  13. Expertos: Renovables, la alternativa de crecimiento de Argentina
  14. Falsas denuncias: La opinión de La Nación sobre Petrobras y Pampa
  15. Escribe Turcumán: Vinos y una esperanza, las sorpresas de Shandong para Uñac
  16. Las bambalinas del aumento a los combustibles. El factor FMI
  17. Escribe Carlos Monjo: Ambientalistas y recursos minerales en Mendoza
  18. Obispo de Cajamarca quiere minería al servicio del pueblo
  19. Escribe Lavandaio: Fracking e ideología
  20. Antiminería y Glaciares: Taillant critica el impacto de la actividad
  21. Mariano Fernández: La minería y los excesos del ambientalismo
  22. Escribe Alonso: Los duendes de las minas
  23. Bonelli: Negociaciones con el FMI. Fermo: ¿Churchill o Durán Barba?
  24. Rivera (IIMP): ¿El nuevo rumbo de las inversiones mineras?
  25. Escribe Lavandaio: Fracking y minería, dos caras de una misma moneda
  26. Escribe Alonso: La minería es intrepidez y trabajo
  27. Bonelli: Sacudón US$ y apoyo a Sturzenegger
  28. Escribe Alonso: El patrimonio paleontológico de Salta
  29. Humala y Nadine libres. "La cana y los lornas", por Gustavo Gorriti
  30. Rivera (IIMP): La inversión social minera en las regiones
  31. Escribe Mauricio Macri: Cuidemos el consumo de energía
  32. Wende: Cuál es el peso de los impuestos en las facturas de luz y gas
  33. Bonelli: Quintana VS. Sturzenegger por el dólar
  34. Escribe Alonso: Lola Mora y su filosofía del esquisto
  35. Escribe Manrique: Michiquillay y el rol del Estado
  36. Bonelli:Claves del respaldo a Aranguren y Dujovne
  37. Ruocco (CEDyAT): El reciclado de plásticos en Buenos Aires
  38. Guillermo Laborda: Empieza la pelea por Oil. San Lorenzo y la quiebra
  39. Bonelli: Sin decirlo, el Gobierno ya cambió la pauta de inflación
  40. Gobitz: IIMP, un aliado constructivo y propositivo
  41. Montamat: ¿No convencionales revertirán la declinación de hidrocarburos?
  42. Escribe Alonso: Augusto Tapia, el sabio mutilado
  43. Lula preso x 2: Hermida: Brasil, gigante abatido. Cantelmi: Derrumbe, final y decepción
  44. Cornejo Costas: Cristóbal López ¿delito tributario o defraudación?
  45. CEDYAT: Cambio climático y riesgos de combustibles fósiles
  46. Escribe Ríos Roca: ¿Con qué reservas de gas negociará Bolivia con Brasil?
  47. JP Morgan reduce proyección del Perú. Roncagliolo: Mundo sin gobiernos
  48. Escribe Alonso: El Potosí del Norte argentino
  49. Tovar: Pendientes para atraer inversiones mineras al Perú
  50. Escribe Alonso: Los usos múltiples del litio
Reciba EnerNews
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual