Debate

AMBIENTE

Castro: China, el país más polucionado

MINING PRESS/ENERNEWS/Clarín

JORGE CASTRO

China lanzó a la atmósfera 10.400 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) en 2015. Es una cifra que equivale a 29% del total de las emisiones globales. Ese mismo año, EE.UU. emitió 5.400 millones de toneladas de CO2, la sexta parte (1/6) del porcentaje chino.

La razón de esta primacía es que China es el país más polucionado del mundo, y por eso 16 de las 20 ciudades más contaminadas del sistema mundial pertenecen a la República Popular.

China redujo 18,2% la intensidad energética de su producción industrial entre 2011 y 2015 (antes del Acuerdo de París, suscripto el 14/18 de diciembre de 2015). Este logro implicó una mejora de 2 puntos porcentuales respecto a los objetivos planteados inicialmente en el plan nacional 2011/2015.

La intensidad energética china disminuyó todavía más en 2017, y alcanzó un nivel de 15% por unidad de producto en los primeros 3 meses del año. Aun así, la intensidad energética de la República Popular es el doble que la de EE.UU., que es el país de menor intensidad energética por unidad de producto en el capitalismo del siglo XXI.

El carbón es la principal fuente de energía de la República Popular (cubre 64% de la demanda doméstica); y China ahora se ha propuesto limitar el consumo de carbón en el abastecimiento de las usinas eléctricas a un máximo de 5.000 millones de toneladas anuales en 2020.

Esta es la razón de fondo por la que China está incrementando extraordinariamente el parque de usinas nucleares, con un total de 79 unidades y 39 plantas en proceso de construcción que harían en conjunto un sistema de 110 usinas en operación en 2020, con una capacidad instalada que pasaría de 8 GW a 34 GW entonces, previéndose alcanzar 130 GW 10 años después.

El crecimiento excepcional del parque nuclear de la República Popular está muy por detrás de los requerimientos de la demanda energética china, y solo cubre –incluso en la perspectiva de 2030– menos del 4% del total.

La proporción de días polucionados cubiertos por el smog –esencialmente gases de CO2– ascendió a más de 30% en los 365 días de 2016; y Beijing, entre otras grandes ciudades, experimentó semanas enteras de intensa contaminación, cubiertas por una densa neblina gris oscura, agudamente tóxica.

La intensidad energética de la producción industrial china depende en forma directa del mecanismo de acumulación que la sustente y que se utiliza. Ese mecanismo que la ha transformado en la principal potencia manufacturera del mundo en las últimas 3 décadas es el propio de la 2da revolución industrial (1873/1940).

Esta segunda revolución industrial, que fue arrastrada por la producción automotriz y la industria química en el contexto de una explosión de desarrollo ferroviario, se caracterizó por el uso altamente intensivo de materias primas, fuerza de trabajo y capital; y esto es lo que ha convertido a China en el país más polucionado del planeta.

El formidable crecimiento de los últimos 39 años –se expandió 9,9% anual promedio, el PBI aumentó 13 veces, y el PBI per cápita se duplicó cada 8 años– tuvo como inexorable correlato una crisis ecológica de dimensiones globales.

El daño histórico infligido a la Tierra por el país más poblado del mundo ha coincidido con la aparición de una poderosa opinión pública, constituida por los 800 millones de usuarios de Internet con una edad promedio de 18/29 años, cuya presencia modifica el funcionamiento del sistema político e impone al Partido-Estado un nuevo criterio de legitimidad, tan apremiante y profundo como el nacional y el económico que lo fundan.

EE.UU redujo 18,2% la emisión de dióxido de carbono (CO2) entre 2000 y 2014; y lo hizo como consecuencia del cambio tecnológico experimentado por la manufactura que se volcó a la nueva revolución industrial, que es un proceso de acumulación que utiliza menos materias primas, menos fuerza de trabajo, y menos inversión de capital por unidad de producto, debido a que se sustenta en un aumento cualitativo de la productividad.

La actividad industrial norteamericana tiene hoy menos de un tercio (1/3) de la intensidad energética de 1970. Es una tendencia que se acelera y se orienta a un horizonte de cero (0%), inteligencia artificial y robotización mediante.

El retiro de EE.UU. del Acuerdo de París por decisión del presidente Donald Trump tiene un significado político-financiero antes que económico-estructural sobre la naturaleza del cambio climático. El Acuerdo de París prácticamente no disminuye la temperatura de la atmósfera en lo que resta del siglo. Solo reduce en 2 décimas de un grado centígrado el calentamiento global en 2100, lo que deja intacta la amenaza para el siglo XXII.

EE.UU. presume que la única forma efectiva de enfrentar el calentamiento de la atmósfera es a través de una aceleración global de la nueva revolución industrial.

Sobre este punto crucial no hay desacuerdo entre China y EE.UU.

Volver a la Home
  1. Petrick Casagrande (IPEN): Energía nuclear genera electricidad limpia
  2. Colodro: Diferencias consistentes. Riesco: Evitar la hecatombe
  3. Escribe Alonso: Los recursos del subsuelo de Salta
  4. Escribe Carotti: ¿La minería no genera "valor agregado"?
  5. Escribe Ricardo Alonso: Rizo Patrón y el vanadio
  6. Kicillof y Bianco: El tiro de gracia de Macri a la industria
  7. Scibona: La recuperación no tapa la debilidad externa
  8. Bonelli: Tragedia marítima, un Estado que maniata la inversión
  9. Acevedo: Hora del sentido común. Rodríguez: El acierto de Chile Vamos
  10. Gobitz: Formalidad, informalidad e ilegalidad en la minería a 2021
  11. Escribe Ricardo Alonso: Azogue, llimpi o mercurio
  12. Escribe Montamat: Consenso vs. populismo en Argentina
  13. Olivera: El capital quiere un peronismo herbívoro
  14. Bonelli: W. St. aplaude y reclama a Macri
  15. Eddy Lavandaio: Minería y turismo
  16. Ruocco (CEDyAT): COP 23, crear el futuro
  17. Bonelli: Reforma laboral, más fuerte que lo esperado
  18. Escribe Capello: Convertir la utopía en igualdad de oportunidades
  19. Ricardo Alonso: Omariniíta, el nuevo mineral
  20. Bonelli: ¿Y si De Vido habla? Pagni: La trama del GNLgate
  21. Larrabure (Prima): La incógnita de Volcan
  22. El País: El poder económico y Macri. Bonelli: Apoyos y reclamos
  23. Ruocco (CEDyAT): De la extracción a las renovables
  24. Arana: La oportunidad de cambio en el Perú
  25. Catterberg (Poliarquía): Porqué ganará Cambiemos
  26. Allende: Codelco, un lujo para cuidar. Rosales: Fuerzas contrapuestas
  27. Castellanos: "Dess-paa-cii-to", PBI peruano y bolsillos ciudadanos
  28. Sarmiento y el sueño minero que no pudo ser
  29. Pagni y Bonelli: Qué hará Macri después de ganar en el 22-O
  30. Granado Cosio: La nacionalización, un mito
  31. Fabián Ruocco (CEDyAT): La corrosión del plan nuclear argentino
  32. Escribe Bonelli: Macri y el freno a la pelea del gabinete económico
  33. Litio x 2: Obsesiones y valor agregado
  34. Debate litio x 2. Guillier: vergüenza y sal. Andrada: burguesía y zapatitos
  35. Lorenzetti: Catástrofes ambientales, desafío mayor
  36. Pagni: Cristina está más sola
  37. Escribe Alonso: Cobalto, el nuevo metal de moda
  38. Escribe Blanco: República argentina, territorio y contratos energéticos
  39. Ingeniero Pacheco: Gas de lutitas (shale gas)
  40. Bonelli: Diferencias por el impuesto a la renta financiera
  41. Escribe Bidaure: La genésis de Cerro Leones, en Tandil
  42. Andrés Oppenheimer: Una tragedia ante nuestros ojos
  43. Escribe Ricardo Alonso: El tesoro de los Alvear
  44. Guadagni: Hacia una energía eléctrica más limpia
  45. Sica: Industria, obsesión de la política económica
  46. Bonelli: La trama económica de acuerdo CFK-Irán
  47. Álvaro Ríos: Corrupción e ineptitud en el sector energético de Ecuador
  48. Hector Huergo: Biodiesel, reacción de manual
  49. Bonelli: Hacia una reforma tributaria
  50. Ruocco (CEDyAT): La gran desconexión nuclear en Río Negro
Reciba EnerNews
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual