Debate

ANÁLISIS

Escribe Ricardo Alonso: Los minerales y la civilización

Los minerales y la civilización

MINING PRESS/El Tribuno

RICARDO ALONSO

La técnica y el arte hunden sus raíces en el mundo mineral. Podríamos decir que en el principio fue la fractura concoidea. Y no el verbo.

Antes de hablar y de conocer el fuego, aquellos antropoides guturales que nos precedieron, descubrieron una propiedad física básica de ciertos minerales como es la fractura concoidea.

Esta se da en algunos minerales y especialmente en rocas silíceas tales como la obsidiana y el sílex.

Concoidea hace referencia a una concha de molusco y se caracteriza por los bordes duros, filosos y cortantes. Se logra al romper dichas rocas con otras de mayor dureza. Ese filo en forma de arma o herramienta muy primitiva fue esencial para matar, cortar y despellejar a las presas.

Durante centenares de miles de años esta fue la manera elemental en que sobrevivieron y se defendieron aquellos proto humanos y humanos.

Con la fractura concoidea nació la técnica y fue el origen de la tecnología que habría de llevar desde un canto rodado facetado por percusión a través de las etapas de la historia en forma de hachas, lanzas, puntas de proyectiles y si se quiere hasta el moderno cuchillo fabricado sobre la base de cerámicas especiales.

El nacimiento del arte

Otros minerales, como los ocres rojos, amarillos y negros, especialmente óxidos e hidróxidos de hierro y manganeso, sirvieron desde antiguo para pintar, decorar, crear figuras en rocas, paredes de cuevas y otros espacios pétreos utilizados como lienzos naturales. Los ocres y muchos minerales logran sus colores en virtud de elementos químicos que actúan como cromóforos (del griego portadores de color).

Gracias a esta otra propiedad física de los minerales nacerá el arte y todo lo que ésta palabra implica y encierra. Las arcillas son unos materiales muy particulares en la naturaleza que se caracterizan por ser láminas microscópicas acomodadas en paquetes cristalinos llamados filosilicatos, esto es silicatos en láminas u hojas. La propiedad de las arcillas es absorber agua en distintas proporciones que las convierten en un material plástico y fácil de moldear. Sometidas al fuego se convierten en una cerámica roja de gran dureza.

Los alfareros

Gracias a las arcillas y al fuego nació la alfarería y ello llevó desde la fabricación de rústicas vasijas para portar agua o alimentos, tabletas para grabar en alfabeto cuneiforme, urnas para enterrar a los muertos, hasta la civilización del ladrillo y más recientemente el increíble campo de las cerámicas especiales que incluyen desde los mentados cuchillos que cortan mejor que el acero, hasta piezas de automóviles y naves espaciales.

Curiosamente si bien hubo muchas formas de obtener fuego, una de ellas fue gracias al mineral pirita (sulfuro de hierro), cuyo nombre deriva del griego y significa fuego. Si se golpea un trozo de pirita (eslabón) con una pieza de cuarzo o una barra de hierro, saltan chispas incandescentes capaces de encender materiales secos e inflamables.

Las viejas pistolas de rueda se hicieron con este sistema de pirita y percutor de hierro a partir del siglo XVI. La domesticación del fuego condujo a la fundición de metales y al nacimiento de la metalurgia que va a dar lugar a las edades del bronce y del hierro.

La fundición de los metales

El hombre consigue un salto tecnológico por encima de la naturaleza al lograr producir metales fundidos y aleaciones que ésta no es capaz de generar. Ahora bien, hay minerales cuyas propiedades son las de bajar el punto de fusión. De esa manera se pueden fundir los metales a una menor temperatura.

Entre los fundentes más conocidos están la fluorita y el bórax. La criolita, un fluoruro de aluminio y sodio, fue el mineral que permitió lograr la separación del aluminio metálico a partir de los barros fósiles conocidos como bauxitas.

Otras propiedades descubiertas en los minerales fueron la piroelectricidad y la piezoelectricidad. La piroelectricidad ocurre cuando se calienta un cristal y este se carga eléctricamente. Esta aparece muy bien desarrollada en la turmalina y si bien se la usó en cuestiones domésticas como limpiar las cenizas de las pipas de tabaco, los cristales que tienen esa propiedad, sean naturales o sintéticos, se utilizan en calidad de transformadores de la energía térmica en eléctrica, por ejemplo en las pilas solares.

Son además indicadores sensibles de las variaciones muy pequeñas de temperatura y sirven también de transformadores de la radiación infrarroja en visible (termovisores).

El misterio del cuarzo

La piezoelectricidad ocurre en algunos minerales, entre ellos el cuarzo, cuando un cristal es sometido a presión y adquiere cargas eléctricas de distinto signo. Si bien surgieron muchas aplicaciones de esos piezocuarzos en la generación de oscilaciones ultrasónicas, estabilización de las ondas electromagnéticas, comunicaciones submarinas, medición de la presión en los cañones, etcétera, la más importante por su universalidad fueron los relojes de cuarzo que superaron a los mecánicos en cuanto a la precisión. Otra aplicación fue el chip de silicio que llevó al desarrollo de la informática. Por su parte la piezoelectricidad de la turmalina fue utilizada para manómetros que registraron la presión del estallido de la primera bomba atómica en 1945.

También se conocen minerales que están imantados naturalmente. La magnetita es el óxido de hierro y es el mineral que mejor representa dicha propiedad que fue considerada mágica por los pueblos andinos. Se cuenta que un pastorcito de la antigua Grecia, con broches de hierro en sus zapa tos, quedaba pegado a las rocas cuando caminaba por ciertos tipos de terrenos mientras pastaba sus ovejas.

Las propiedades aislantes de la mica hicieron que desde antiguo se usara para ventanas de casas o carruajes, especialmente en Rusia. El nombre muscovita (mica blanca o potásica) viene precisamente de Moscú. La polarización de la luz, birrefringencia, transparencia y diafanidad de algunos minerales permitió su aplicación en múltiples cuestiones relacionadas con la óptica moderna.

La dureza de los minerales permite diSTINGuir sustancias blandas, duras y muy duras. Cada una de ellas tiene su espacio de aplicaciones. Desde el talco o piedra jabón que se usa para la tiza de sastre por ser rallada con la uña, hasta el diamante que tiene la mayor dureza de cualquier sustancia natural o artificial conocida. La dureza del diamante permite usarlo para barrenar rocas hasta miles de metros de profundidad en búsqueda de hidrocarburos fósiles. Y también en diferentes herramientas de corte. 

El oro nativo alcanza muchas aplicaciones al ser inatacable por los ácidos y por sus propiedades de maleabilidad y ductilidad. Gracias a la primera se pueden lograr planchas finísimas por aplastamiento hasta convertirlo en un símil papel. La ductilidad en cambio permite lograr kilómetros de un hilo finísimo partiendo de unos pocos gramos. La plata y el cobre tienen propiedades parecidas aunque no tan marcadas como en el oro. Una propiedad de los minerales que comenzó velando un rollo de fotos y terminó devastando paisajes o ciudades completas es la radiactividad, presente especial    mente en los minerales de uranio.

Con ellos se puede alimentar un reactor para generar electricidad, crear isótopos para la cura del cáncer o construir una bomba atómica. Hay minerales solubles comestibles como la halita (sal común), granates que sirven para la fabricación de láseres, minerales livianos e inoxidables como los de titanio, entre una extraordinaria gama de propiedades físicas y químicas descubiertas y otras aún ocultas en los arcanos de la naturaleza.

Volver a la Home
  1. Escribe Villalonga: Novedad política, el trosko-kirchnerismo
  2. Bonelli: Los motivos de la intransigencia de Macri
  3. Petrick Casagrande (IPEN): Energía nuclear genera electricidad limpia
  4. Colodro: Diferencias consistentes. Riesco: Evitar la hecatombe
  5. Escribe Alonso: Los recursos del subsuelo de Salta
  6. Escribe Carotti: ¿La minería no genera "valor agregado"?
  7. Escribe Ricardo Alonso: Rizo Patrón y el vanadio
  8. Kicillof y Bianco: El tiro de gracia de Macri a la industria
  9. Scibona: La recuperación no tapa la debilidad externa
  10. Bonelli: Tragedia marítima, un Estado que maniata la inversión
  11. Acevedo: Hora del sentido común. Rodríguez: El acierto de Chile Vamos
  12. Gobitz: Formalidad, informalidad e ilegalidad en la minería a 2021
  13. Escribe Ricardo Alonso: Azogue, llimpi o mercurio
  14. Escribe Montamat: Consenso vs. populismo en Argentina
  15. Olivera: El capital quiere un peronismo herbívoro
  16. Bonelli: W. St. aplaude y reclama a Macri
  17. Eddy Lavandaio: Minería y turismo
  18. Ruocco (CEDyAT): COP 23, crear el futuro
  19. Bonelli: Reforma laboral, más fuerte que lo esperado
  20. Escribe Capello: Convertir la utopía en igualdad de oportunidades
  21. Ricardo Alonso: Omariniíta, el nuevo mineral
  22. Bonelli: ¿Y si De Vido habla? Pagni: La trama del GNLgate
  23. Larrabure (Prima): La incógnita de Volcan
  24. El País: El poder económico y Macri. Bonelli: Apoyos y reclamos
  25. Ruocco (CEDyAT): De la extracción a las renovables
  26. Arana: La oportunidad de cambio en el Perú
  27. Catterberg (Poliarquía): Porqué ganará Cambiemos
  28. Allende: Codelco, un lujo para cuidar. Rosales: Fuerzas contrapuestas
  29. Castellanos: "Dess-paa-cii-to", PBI peruano y bolsillos ciudadanos
  30. Sarmiento y el sueño minero que no pudo ser
  31. Pagni y Bonelli: Qué hará Macri después de ganar en el 22-O
  32. Granado Cosio: La nacionalización, un mito
  33. Fabián Ruocco (CEDyAT): La corrosión del plan nuclear argentino
  34. Escribe Bonelli: Macri y el freno a la pelea del gabinete económico
  35. Litio x 2: Obsesiones y valor agregado
  36. Debate litio x 2. Guillier: vergüenza y sal. Andrada: burguesía y zapatitos
  37. Lorenzetti: Catástrofes ambientales, desafío mayor
  38. Pagni: Cristina está más sola
  39. Escribe Alonso: Cobalto, el nuevo metal de moda
  40. Escribe Blanco: República argentina, territorio y contratos energéticos
  41. Ingeniero Pacheco: Gas de lutitas (shale gas)
  42. Bonelli: Diferencias por el impuesto a la renta financiera
  43. Escribe Bidaure: La genésis de Cerro Leones, en Tandil
  44. Andrés Oppenheimer: Una tragedia ante nuestros ojos
  45. Escribe Ricardo Alonso: El tesoro de los Alvear
  46. Guadagni: Hacia una energía eléctrica más limpia
  47. Sica: Industria, obsesión de la política económica
  48. Bonelli: La trama económica de acuerdo CFK-Irán
  49. Álvaro Ríos: Corrupción e ineptitud en el sector energético de Ecuador
  50. Hector Huergo: Biodiesel, reacción de manual
Reciba EnerNews
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual