Debate

ANÁLISIS

Kicillof y Bianco: El tiro de gracia de Macri a la industria

El tiro de gracia de Macri a la industria argentina

MINING PRESS/ENERNEWS/Perfil

Axel Kicillof* / Carlos Bianco**

A simple vista, el análisis de las principales cláusulas de este acuerdo revela sus efectos catastróficos para la producción nacional.

Durante la semana próxima está prevista la conclusión de las negociaciones para la firma de un tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), en donde se prevé la liberalización del comercio de bienes y servicios y se incluyen múltiples disciplinas, tales como inversiones, compras públicas y propiedad intelectual. El resultado será verdaderamente catastrófico para la industria nacional. Pero vayamos por partes.

En materia de bienes, se propone una amplia liberalización comercial, reduciendo a cero los aranceles de cerca del 90% de los productos importados desde la UE, tales como automóviles y autopartes, químicos, plásticos, medicamentos, bienes de capital, etcétera. A cambio, se recibirán pequeñas cuotas de un puñado de alimentos que podrán ingresar a la UE con arancel cero, pero sujetos a estrictas regulaciones sanitarias que suelen ser utilizadas como barreras comerciales camufladas. Para muestra, vale un botón: la UE ha ofrecido al Mercosur una cuota de carne de unas 70.000 toneladas anuales. Si dividimos esa cuota por la población de la UE, el ingreso adicional de carne que obtendrán el Mercosur será de unos 138 gramos de carne anual per cápita europea, es decir ¡aproximadamente lo que llevan tres empanadas! Se entrega toda la industria nacional a cambio de una miseria. ¡Tres empanadas!

Además, la UE exige a nuestro país una mayor liberalización del comercio de servicios, aunque Argentina ya es uno de los países más abiertos del mundo a partir de los compromisos asumidos en la OMC. La UE reclama ahora que se liberalicen los sectores que Argentina preservó en aquel momento por considerarlos estratégicos. Uno de los sectores que más interesa a la UE son los servicios de transporte marítimo y fluvial. Este reclamo recuerda al "Acuerdo de Amistad, Comercio y Navegación entre las Provincias Unidas del Río de la Plata y su Majestad Británica", firmado en 1825, que sostiene que "los habitantes de los dos países gozarán respectivamente la franqueza de llegar segura y libremente con sus buques y cargas a todos aquellos parajes, puertos y ríos en los dichos territorios".

La situación por aquel entonces -que casi se replica en la actualidad- era que las Provincias Unidas del Río de la Plata no contaban con ninguna embarcación de cargas propia, mientras que su "Majestad Británica" poseía la marina mercante más poderosa del mundo. Con la firma de este acuerdo retrocedemos 200 años. Mientras tanto, el gobierno de Macri vota en el Congreso una ley de promoción de la Marina Mercante argentina, que con esta firma no servirá para nada.

En relación con las inversiones, la entrega es también escandalosa. El acuerdo obligará a la Argentina a ofrecer “trato nacional” a las empresas europeas, al tiempo que se suprimirá la posibilidad de establecer cualquier tipo de “requisito de desempeño” a las transnacionales del viejo continente. Es decir, las empresas europeas deberán ser tratadas como si fuesen empresas nacionales, y podrán hacer en nuestro país lo que quieran, cuando quieran y cómo quieran. Se pierde toda la capacidad regulatoria del Estado sobre las empresas extranjeras.

Respecto de las compras gubernamentales y la obra pública, el acuerdo estipula el acceso a las licitaciones a las empresas europeas a todos los niveles de gobierno, asegurándoles “trato nacional”. Por ejemplo, si un municipio decide hacer una gran compra de papelería, las PyMEs de la zona deberán competir contra grandes empresas europeas. Así, se eliminará toda posibilidad de utilizar el poder de compra del Estado como herramienta para el desarrollo. Estas disposiciones van claramente en contra de la Ley de Compre Nacional recientemente aprobada, cuyas páginas se transformarán en papel higiénico.

En lo que respecta a la propiedad intelectual se establece la extensión de la duración de las patentes de los medicamentos y la protección de los datos de prueba utilizados en los análisis clínicos. De esta forma, se ofrece un período de exclusividad adicional a los grandes laboratorios europeos que poseen las patentes, impidiendo la producción de genéricos por parte de laboratorios nacionales públicos y privados, encareciendo el precio de los medicamentos y reduciendo el acceso a la salud de nuestra población.

Por último, también se eliminarán los regímenes de admisión temporaria, drawback y licencias de importación, de vital importancia para la industria; se flexibilizarán las reglas de origen, lo que conducirá a una inundación de productos elaborados en países de bajísimos salarios pero con la etiqueta del “Made in Europa”; se extinguirá la posibilidad de cobrar derechos a las exportaciones, con los perjuicios que ello tendrá en materia fiscal y de agregado de valor a la producción; y se impedirá que nuestras economías regionales puedan comercializar alimentos (vinos, quesos, frutas, verduras) de similares características a los europeos, que se encontrarán protegidos a través de múltiples y nuevas “indicaciones geográficas”.

En conclusión, desde la llegada de Macri la industria argentina y las PyMEs agonizan, heridas de muerte por la “tormenta perfecta” desatada por las medidas económicas adoptadas: caída de la demanda interna; tarifazo de los servicios públicos; eliminación de los créditos subsidiados; tasas de interés por las nubes; apertura unilateral e indiscriminada a las importaciones. La firma de este acuerdo no será más que el tiro de gracia para la industria argentina. O como prefieren llamarlo los negociadores argentinos: el necesario “anclaje institucional” para las reformas que se están implementando, de modo de evitar a futuro cualquier “locura populista” que pretenda la reindustrialización del país. Lo cierto es que, a simple vista, el análisis de las principales cláusulas de este acuerdo revela sus efectos catastróficos para la industria argentina, las economías regionales y las PyMEs. Es por eso que Macri decidió negociar a escondidas y en secreto. 

*Diputado nacional FPV-Ex ministro de Economía.

**Docente-investigador de la UNQ; asesor de la CTA de los Trabajadores.

Volver a la Home
  1. Escribe Alonso: Los recursos del subsuelo de Salta
  2. Escribe Carotti: ¿La minería no genera "valor agregado"?
  3. Escribe Ricardo Alonso: Rizo Patrón y el vanadio
  4. Scibona: La recuperación no tapa la debilidad externa
  5. Bonelli: Tragedia marítima, un Estado que maniata la inversión
  6. Acevedo: Hora del sentido común. Rodríguez: El acierto de Chile Vamos
  7. Gobitz: Formalidad, informalidad e ilegalidad en la minería a 2021
  8. Escribe Ricardo Alonso: Azogue, llimpi o mercurio
  9. Escribe Montamat: Consenso vs. populismo en Argentina
  10. Olivera: El capital quiere un peronismo herbívoro
  11. Bonelli: W. St. aplaude y reclama a Macri
  12. Eddy Lavandaio: Minería y turismo
  13. Ruocco (CEDyAT): COP 23, crear el futuro
  14. Bonelli: Reforma laboral, más fuerte que lo esperado
  15. Escribe Capello: Convertir la utopía en igualdad de oportunidades
  16. Ricardo Alonso: Omariniíta, el nuevo mineral
  17. Bonelli: ¿Y si De Vido habla? Pagni: La trama del GNLgate
  18. Larrabure (Prima): La incógnita de Volcan
  19. El País: El poder económico y Macri. Bonelli: Apoyos y reclamos
  20. Ruocco (CEDyAT): De la extracción a las renovables
  21. Arana: La oportunidad de cambio en el Perú
  22. Catterberg (Poliarquía): Porqué ganará Cambiemos
  23. Allende: Codelco, un lujo para cuidar. Rosales: Fuerzas contrapuestas
  24. Castellanos: "Dess-paa-cii-to", PBI peruano y bolsillos ciudadanos
  25. Sarmiento y el sueño minero que no pudo ser
  26. Pagni y Bonelli: Qué hará Macri después de ganar en el 22-O
  27. Granado Cosio: La nacionalización, un mito
  28. Fabián Ruocco (CEDyAT): La corrosión del plan nuclear argentino
  29. Escribe Bonelli: Macri y el freno a la pelea del gabinete económico
  30. Litio x 2: Obsesiones y valor agregado
  31. Debate litio x 2. Guillier: vergüenza y sal. Andrada: burguesía y zapatitos
  32. Lorenzetti: Catástrofes ambientales, desafío mayor
  33. Pagni: Cristina está más sola
  34. Escribe Alonso: Cobalto, el nuevo metal de moda
  35. Escribe Blanco: República argentina, territorio y contratos energéticos
  36. Ingeniero Pacheco: Gas de lutitas (shale gas)
  37. Bonelli: Diferencias por el impuesto a la renta financiera
  38. Escribe Bidaure: La genésis de Cerro Leones, en Tandil
  39. Andrés Oppenheimer: Una tragedia ante nuestros ojos
  40. Escribe Ricardo Alonso: El tesoro de los Alvear
  41. Guadagni: Hacia una energía eléctrica más limpia
  42. Sica: Industria, obsesión de la política económica
  43. Bonelli: La trama económica de acuerdo CFK-Irán
  44. Álvaro Ríos: Corrupción e ineptitud en el sector energético de Ecuador
  45. Hector Huergo: Biodiesel, reacción de manual
  46. Bonelli: Hacia una reforma tributaria
  47. Ruocco (CEDyAT): La gran desconexión nuclear en Río Negro
  48. Escribe Ricardo Alonso: Historia del plan cordillerano
  49. Álvarez (CADER): Ley de Generación Renovable Distribuida
  50. BBVA: Renovables, la respuesta está en el viento
Reciba EnerNews
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual