Debate
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Riva Zucchelli: 2.500 millones de dudas sobre el acuerdo nuclear con China

ENERNEWS/Noticias Urbanas

FERNANDO RIVA ZUCCHELLI

 

 Durante una gala el tipo se acerca a una mujer preciosa y le pregunta –

¿se acostaría conmigo por 10 millones de pesos?

Ella lo mira sorprendida, tarda un momento y finalmente responde en voz baja –

¿a qué casa vamos, a la tuya o a la mía?

Entonces el hombre le vuelve a preguntar – ¿y por 10 pesos?

La señora indignada le pega una bofetada y le grita – ¿quién cree que soy?

El tipo tranquilo le contesta, quien es usted ya lo sabemos ambos, ahora solamente nos falta acordar el precio…

Cada vez que se realizan consultas serias entre Argentina y China en materia nuclear se dan a conocer algunos detalles que hacen crecer las dudas sobre la conveniencia para nuestro país de las decisiones de lo que se discuten.

Quizás la gente no tiene por qué saber que el uranio enriquecido no se produce con la tecnología nuclear china de agua liviana, pero esta semana apareció la información sobre los borradores de los acuerdos que están negociando el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, y el embajador argentino, Diego Guelar, con las autoridades chinas en Beijing.

Vamos paso por paso con un poco de historia.

Con la puesta en marcha en el 2014 de la central nuclear Atucha-II, Argentina decidió empezar seriamente a evaluar la posibilidad de la construcción de más centrales nucleares en el país. Pero como no disponía de recursos financieros suficientes para encarar un nuevo proyecto de estas dimensiones, decidió iniciar el dialogo con países “nucleares” que podrían ayudar.

Pareciera -nunca queda claro- que fue China la elegida, pero no por tener las mejores tecnologías del mundo, ni por tener más experiencia de construcción de centrales nucleares en otros países, ni siquiera por las condiciones financieras del préstamo intergubernamental (que eran buenísimas)…la única razón por la que Argentina decidió avanzar con el país asiático fue que eran los únicos en el mundo quienes ofrecieron la construcción de una central tipo CANDU (canadiense), de la misma tecnología que las 3 centrales nucleares argentinas.

¿Por qué era tan importante para Argentina? – Porque significaba que el sector nuclear nacional tendría continuidad en su desarrollo; porque más de 3000 mil trabajadores, ingenieros, especialistas de altísima calificación que construyeron Atucha-II nuevamente tendrían la posibilidad de trabajar en un proyecto similar; porque más de 120 empresas argentinas podrían unirse al proyecto aportando sus servicios durante años, ya que el 70% iba a ser de componentes nacionales.

Como todos sabemos que en esta vida nada es gratis y cuando uno te presta plata, no es que te quiere mucho, si no, por qué puede sacar ventaja. Y en esta situación, la ventaja para China era en acordar con el Gobierno argentino la construcción de una central nuclear a base de tecnología de uranio enriquecido HualongOne – 100% de diseño chino.

No hay muchos países en el mundo que quieran convertirse en polígonos de prueba de centrales nucleares de tecnología no aprobada, pero Argentina parece ser uno de ellos, ya que aún ninguna central a base de tecnología HualongOne fue puesta en marcha en el planeta (ni siquiera en la propia China).

Pero cuando se financia el 85% de la construcción de ambas centrales, o sea 12,5 mil millones de dólares, y se ofrecen condiciones con una tasa bajísima de 4,5% anual por 20 años y 8 años de gracia para empezar a pagar el crédito -cuando la central nuclear ya sea construida y empiece a producir energía-, quizás quién decide y prioriza el precio en temas altamente sensibles, no pueda decir que no.

La situación cambió drásticamente en mayo del 2018, cuando por la necesidad de achicar el déficit fiscal Gobierno anunció que cancelaban el proyecto de la construcción de Atucha-III de tecnología de agua pesada y uranio natural (CANDU), pero siguen con los planes de la construcción del HualongOne de tecnología china absolutamente desconocida (solamente postergando el inicio de obras del 2020 al 2022).

No hay que ser un especialista nuclear para comprender que esta decisión fue un golpe durísimo para todo el sector nuclear argentino – las empresas locales se quedaron sin pedidos y en una situación económica grave, empezaron los despidos de cientos de especialistas que ya estaban listos a empezar a trabajar en el proyecto, Argentina se quedó sin 745 MW de energía que tanto necesita para el desarrollo de todo el país.

Según las noticias aparecidas esta semana de las negociaciones en Beijing, los chinos se asustaron tanto que junto con la cancelación de Atucha-III Argentina haga lo mismo con el HualongOne, que ofrecieron no solo financiar con un crédito el 100% del proyecto (pero ahora sin los 8 años de gracia y con tasa anual más alta de 5%), sino también de manera inmediata, como una garantía de que el Gobierno no cambie nuevamente de política, ofreció 2,5 mil millones de dólares en cash (también en forma de crédito) para financiar proyectos de obra pública no relacionadas a lo nuclear. Estos “proyectos” aún no están definidos y no se sabe dónde finalmente acabara ente gigantesco monto de dinero.

El panorama nuclear argentino de hoy parece bastante claro:

+ Canjeamos el futuro del sector nuclear nacional de 60 años de desarrollo por 2,5 mil millones de dólares prestados a China para proyectos inexistentes.

+ Sumamos en total otros 10 mil millones de dólares de deuda.

+ Conociendo como China está realizando distintos proyectos en otros países, “llave en mano” del HualongOnecon con mucha suerte se nos va a permitir construir la cerca del sitio y suministrar un par de toneladas de ladrillos… nada más, nada. Olvidémonos del 70%, 50%; 30% de participación de industria local.

+ Al desconocer la tecnología, la mecánica de construcción y el idioma chino los ingenieros y trabajadores locales no podrán trabajar en el proyecto. Esto nos lleva a tener entre 3 y 4 mil chinos trabajando en un par de años en Argentina en la construcción de una central nuclear no aprobada.

Perdón, pero me pregunto y le pregunto a las autoridades ¿soy el único a quien la situación no le parece lógica?

Volver a la Home
  1. Ricardo Alonso: Historia forense del medio ambiente
  2. Las energy tech cambian negocios del sector en el mundo
  3. Dos miradas sobre el gas USA: El récord en GNL y el beneficio ambiental
  4. Luis Sapag: No convencionales, mitos y verdades. Sureda: gas natural vs. renovables
  5. Experto: El desplome del gas natural no se detiene
  6. Escribe Muchnik Los vaivenes de la extrema derecha
  7. Pagni: La sofisticada estrategia jurídica que le evitó a Macri un fracaso en EE. UU.
  8. Rivera (IIMP): Proyecciones del sector minero en el 2019
  9. Kind: Renovables y el gas, una oportunidad única para el desarrollo de Argentina
  10. Pagni: El Gobierno, ante un giro en la política energética. Bronstein: El combo de la energía
  11. Escribe Guadagni: El cambio climático, como la ruleta
  12. Por qué 2019 podría comenzar con un rally del crudo
  13. Fernando Castro: Las dos caras de Vaca Muerta
  14. Qué pasará con los precios del cobre en 2019
  15. Bonelli: La prioridad de Macri. Zizarí: Once razones por las cuales 2019 será peor que 2018
  16. Escribe Pagni: Los campos de batalla de la Justicia
  17. Imprescindible análisis: Hacia donde va la relación de China con América Latina y el Caribe
  18. Análisis global: Porqué persiste el petróleo barato
  19. El litio se mantuvo estable en diciembre. Las fusiones
  20. Eintoss (CECE): Combustibles y concentración en la Argentina
  21. Escribe Montamat: Una política de Estado para el shale argentino
  22. Escribe Estenssoro: Los interrogantes ocultos detrás del juicio por YPF
  23. Julio Villalonga: Cuadernos de la discordia. Diego Cabot: El regalo a los empresarios
  24. Guillermo Kohan: Caen joyas sagradas como Vaca Muerta
  25. Ricardo Alonso: El algodón de los salares de la Puna
  26. ABC minero: Las tecnologías de drilling en Australia
  27. Iván Alonso: Ley subirá tarifas eléctricas en Perú
  28. El Ancasti.: Litio en Catamarca, en la nubes de Úbeda
  29. Grandes mineras vuelven a invertir en Chile y Perú
  30. Redrado: Año bisagra para la Argentina y el mundo. Fermo: Bonos argentinos sangran
  31. Análisis: Por qué no prosperan los recortes OPEP+
  32. Escribe Juan Biset: ODCE y las regiones mineras
  33. Krugman: El negacionismo climático, la prueba del trumpismo
  34. Romero Caro: Acuerdo Perú-Odebrecht, no todavía
  35. Ríos: Estatales Energía, las blindamos o terminan pivatizándose
  36. Guiñazú: Minería y ambiente, compatibles. Olivera: Ambiente limpio y más minería
  37. Escribe Cantelmi: La tregua entre EE.UU y China
  38. Scibona: La segunda oportunidad que ofrece el gas natural
  39. Escribe Caparrós: Argentina, un país dañado
  40. Escribe Montamat: La energía empieza a dar buenas noticias
  41. Otra mirada: La expansión de China en África es desarrollo y no imperialismo, dice experto asiático
  42. Bonelli: Informe para Macri, la economía repunta en marzo
  43. Experto: Gas de Bolivia a Argentina o cómo no tratar al cliente
  44. Bonelli: Tasas altas, la clave de Macri para domar la inflación
  45. Escribe Quintero: Sí a la minería en Colombia
  46. Morales Solá: Una fractura que confirma la candidatura de Cristina Kirchner
  47. Miodowski (EXO Energy): Cómo impactará en las facturas la ley de generación distribuida
  48. EL País: Al Sur del Orinoco, la locura minera de Maduro y el ELN
  49. Rivera (IIMP): Sinergias para la innovación en Perú
  50. Escribe Daniel Meilán: El voluntarismo populista de la clase política argentina
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual