Dictadura en Venezuela
Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ESCENARIO

Chavismo al rojo vivo: Ex zar Ramírez, defenestrado, denuncia la 'entrega del petróleo' de Maduro

ENERNEWS/MINING PRESS/Aporrea

El sitio Aporrea.org que refleja las opiniones del chavismo crítico hacia la conducción de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, publicó otra diatriba de uno de sus columnistas habituales, el caído en desgracia y otrora todo poderoso del petróleo Rafael Ramírez, quién acusa al al actual gobierno del que hasta hace poco formaba parte de estar regalando el petróleo venezolano a las grandes petroleras.


 
LA CARTA DE RAMIREZ

La entrega del petróleo

Quiero dejar por escrito, una alerta de cara al futuro: se han creado las condiciones y se ha dado inicio a la entrega de nuestro petróleo y gas, en una vuelta de la nefasta “apertura petrolera”.

Esto ha sucedido de la mano de un gobierno que se proclama Chavista pero que, en medio del caos económico, del cual tiene la mayor responsabilidad, está echando por tierra uno de los principales aciertos del Comandante Chávez como ha sido su política petrolera. El madurismo, cual “caballo de Troya”, le abre las puertas a las transnacionales petroleras, quienes gustosamente volverán al saqueo de nuestro país.

En medio de la diatriba de la política con “p” minúscula, con su escarceo diario, arbitrariedades, insultos de todo tipo y la guerra de “twitters”, se han venido socavando los pilares que sostienen a nuestra política de Plena Soberanía Petrolera. 

Uno de estos pilares es PDVSA. Durante la IV República, la “apertura petrolera” convirtió a PDVSA en un administrador de contratos, el Ministerio de Energía y Minas de entonces había cedido sus competencias a la operadora y ya no sería más el asiento de la política petrolera. 

Así, la vieja PDVSA no solo entregó a las transnacionales las mejores áreas de la Faja Petrolífera, sino que la renombró Faja Bituminosa, y, en base a ese fraude, derogaron todo el régimen fiscal petrolero existente, se aceptaron las regalías de 1%, el impuesto sobre la renta No petrolero, se prometieron nuevas áreas de expansión, se aceptó el arbitraje internacional, se cedió el control de las exportaciones y de las operaciones de producción a las “Asociaciones Estratégicas”. Era el fin de la empresa nacional, y de una política petrolera nacional. 

Ramírez, Maduro, Cabello: Nos habíamos amado tanto

La vieja PDVSA, no sólo ya no volvería a operar, sobre todo en las nuevas áreas y prospectos de la Faja Petrolífera del Orinoco, sino que se iría desprendiendo de todas sus actividades medulares: taladros, inyección de agua, de gas, procesamiento de gas, transporte, además de la propia producción de petróleo, a través del otorgamiento de “convenios operativos” a empresas privadas, donde la vieja PDVSA era responsable de su diseño y asignación en distintas rondas, con la correspondiente flexibilización de condiciones fiscales para las empresas y aceptación del arbitraje internacional, ya en ejercicio de lo que sería su rol como “agencia petrolera” en sustitución del Ministerio de Energía y Minas.

El proyecto Cristóbal Colón tenía en su intención y diseño el modelo de lo que sería la apertura petrolera en desarrollo: regalías de 1%, operadoras transnacionales, arbitraje internacional, todo el gas para la exportación, cero industrialización de los hidrocarburos en el país. 

De hecho, el esfuerzo aperturista, siguió avanzando durante el inicio del Gobierno del Comandante Chávez, donde lograron promulgar la Ley Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos, que abría las puertas a la privatización del sector y la resistencia que hicieron, a través de la Vieja PDVSA a la nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos, hasta que llegaron a la confrontación con el Estado, desde su participación en el Golpe de Estado de 2002, hasta el Sabotaje Petrolero del 2002/2003, donde sus agentes nacionales fueron derrotados y las transnacionales se “replegaron” y concentraron su acción en las Juicios de Arbitraje internacional tanto en contra de la empresa, como en contra de la República.

A las transnacionales no les interesa que los países productores tengan sus propias y fuertes empresas nacionales, operadores propios, capaces de desarrollar los recursos de su país atendiendo a una visión e interés de país petrolero. Fue sólo a partir de la llamada “revolución de la OPEP” en 1973, cuando los países productores tuvieron sus propias empresas nacionales, tomando el control de las operaciones, cuando la organización, fundada en 1960, tendría efectivamente la posibilidad de incidir definitivamente sobre el precio del petróleo. 



A partir de allí el enfrentamiento entre las transnacionales y las empresas nacionales petroleras ha sido permanente, en todos los terrenos, desde la competencia, la tecnología, los mercados, hasta cuestionar su propio carácter “nacional”, tratando de “capturar” a sus cuadros gerenciales, técnicos, legales, en sus centros de enseñanza y de pensamiento, hasta lograr “capturar” a la propia empresa y entonces, como sucedió con la vieja PDVSA en nuestro país, se convierten en agentes, vehículos, de los intereses transnacionales, ahora representados en el país por el rostro de la empresa nacional.

Una matriz o proceso que antecede o acompaña los procesos de apertura petrolera es el debilitamiento y/o descalificación de la empresa nacional, se cuestiona su visión nacional, su subordinación al Estado, el control que el mismo ejerce sobre sus decisiones y propiedad, en consecuencia, se les acusa de falta de “transparencia”, “opacidad” y corrupción. Por eso, instan a las empresas nacionales a “modernizarse” entendido esto como abrirse al capital transnacional, a su control, su escrutinio, ceder su propiedad, operaciones y que sus decisiones tengan solo motivaciones comerciales, renunciando a su carácter nacional.

El gobierno se ha trazado una línea de debilitar y golpear a nuestra empresa nacional, la Nueva PDVSA. No termino de entender las motivaciones del ensañamiento del madurismo en contra de nuestra principal empresa en el país, no existe otra igual, ni tan poderosa, la única capaz de competir internacionalmente, la quinta a nivel mundial, y es 100% propiedad del Estado. 

No hay otra empresa tan estratégica para el Estado venezolano, ni para el país, como la Nueva PDVSA, por ello su propiedad está reservada al Estado en nuestra Constitución. Nosotros la recuperamos del sabotaje petrolero, la reconstruimos desde sus cimientos, sus cuadros técnicos y gerenciales, sus trabajadores, sus miles y miles de jóvenes profesionales acudieron al llamado de la patria para recuperar la empresa desmantelada durante la apertura petrolera y destrozada por el Sabotaje Petrolero.

Le dimos el carácter nacional y popular que la empresa nunca tuvo, por primera vez, la Nueva PDVSA se convirtió en una empresa nacional, al servicio del pueblo venezolano, subordinada al Estado en cumplimiento de las misiones estratégicas que le fueron encomendadas.

Además, rescatamos todas las capacidades operativas de la empresa y abarcamos nuevas áreas operacionales que nunca habíamos asumido. Revertimos con éxito todas las operaciones que habían sido privatizadas o cedidas durante la apertura y lo más importante, fuimos capaces de asumir con éxito las vastas áreas nacionalizadas en el 2007, en la Faja Petrolífera del Orinoco y atraer a las empresas petroleras internacionales, las más importantes de ellas, a invertir en nuestro país, pero absolutamente subordinados a nuestras Leyes y nuestro régimen Fiscal Petrolero, restablecido por la Revolución, con plena soberanía jurisdiccional y nuestra empresa nacional operando y exportando con éxito.

A partir del 2014 comenzó el desmontaje de nuestra Nueva PDVSA, se le ha golpeado en el corazón, en sus trabajadores, sus técnicos, gerentes, se les ha acusado de corruptos y se ha generalizado una persecución que ha acabado con la autoestima y respeto que los trabajadores se ganaron al calor de la batalla por la Plena Soberanía Petrolera y la reconstrucción del país. Antes de ser acusados de corruptos, pasaron tres años persiguiendo a los “ramiristas”, desmantelando sin ningún tipo de cuidado ni responsabilidad todas las capacidades técnicas y gerenciales de nuestra empresa.

La incapacidad manifestada por el gobierno de Maduro tal vez tiene su mejor expresión en el desastre de PDVSA. Se colocaron personas sin ninguna experiencia, ni capacidad, a dirigir un sector tan complejo, difícil como el petrolero. El madurismo desprecia el estudio y el trabajo, el conocimiento y experiencia acumulada de tantos años en nuestra Nueva PDVSA y estoy hablando de experiencia en tiempos de Revolución, con Chávez. 

No es fácil dirigir una empresa como PDVSA y cumplir todas las tareas asignadas por el Estado, estamos hablando de una cantidad inmensa de tareas en la batalla por la derrota de la pobreza en nuestro país. Lo hicimos y lo hicimos bien. Lo hicimos durante más de diez años con un Jefe muy estricto y exigente: el Comandante Chávez. Pero lo hicimos en base a capacidad, estudio y mucho pero mucho trabajo. Allí están los números y está la gestión, es una de las pocas gestiones que todo el país conoció de primera mano, porque rendíamos cuenta todos los domingos en Aló Presidente, porque entregamos obras, porque asumimos retos públicamente, porque fuimos capaces de traer al país más de 480.000 millones de dólares. Éramos el instrumento del Estado para el ejercicio pleno de la soberanía sobre el manejo del petróleo, en nuestra política internacional, alianzas estratégicas, soberanía sobre nuestro territorio, sobre todos nuestros recursos. 

Esa era la PDVSA de Chávez. ¿Que ha pasado desde el 2014?, es increíble que la respuesta sea tan simple como absurda, el madurismo quería “controlar” a PDVSA, poner a sus acólitos, así mismo, como si fuese una cosa sencilla, no importa si tenían capacidad o experiencia, no importa, había que desplazar al “ramirismo”, al Chavismo, a cualquier grupo humano que no fuese el suyo. Querían a los “suyos” y eso es lo que hay en la Junta Directiva de PDVSA y sus filiales, no puedo poner en duda las intenciones de los que asumen esas responsabilidades, yo no soy de esos irresponsables que emiten acusaciones, juzgan y descalifican sin siquiera una prueba, pero lo que, si les puedo decir, es que los que han asumido la dirección no tienen ni la capacidad, ni la experiencia, ni el conocimiento.

En una empresa petrolera, así como en la ingeniería y las matemáticas, el desempeño se mide por resultados. Veamos, ¿no es suficiente que la producción de petróleo haya caído desde el 2013 hasta hoy día en más de 1.2 millones de barriles diarios, para darse cuenta que la gestión en este periodo ha sido un desastre?, a diferencia de otros países, como México y su yacimiento en Cantarell, no se trata de ningún fenómeno geológico, ni nada extraordinario, es más trágico y sencillo: incapacidad, subestimación, improvisación.

Quien adelanto la “vendetta” contra la obra de Chávez, contra mí y contra los “ramiristas” debe estar satisfecho, porque controlan la empresa, pero ¿a qué costo? y ¿por qué?, parece no importar mucho, solo querían quitar del medio los obstáculos a sus planes. Los que han hecho la tarea, lo han hecho con saña y con hambre de poder, ambiciones, muchos negocios y compromisos con grupos económicos.

El costo que vamos a pagar es muy alto, lo va a pagar, lo está pagando, todo el país. Ahora que la empresa está por el suelo y todos sabemos que así será muy difícil recuperarla, a pesar de las promesas y los anuncios de recuperar un millón de barriles en “cuestión de meses” como han dicho, porque sabemos que eso no es más que otro “blofeo”, otro anuncio sin fundamento, que demuestra un profundo desconocimiento de cómo funciona una empresa de estas dimensiones. Lo que va a pasar realmente, es que van a seguir entregando el petróleo y el gas a empresas transnacionales, de cualquier tamaño o calidad, es una rebatiña, ya lo están haciendo.

Están llamando a las empresas privadas, nacionales e internacionales, a que asuman la producción, se negocia con el “agua al cuello”, en una desesperada posición de debilidad, producto de la pésima gestión de estos últimos cuatro años. A cambio, las empresas piden “flexibilizar” las condiciones, piden las mejores áreas, piden que PDVSA ceda en su participación, ceda áreas en plena producción, donde ya las inversiones fueron hechas, a cambio de desesperados auxilios financieros, para paliar la mala gestión económica en el manejo de la deuda, se entregan las mejores áreas petroleras, es así de simple: una privatización de PDVSA. 

Para pagar favores políticos o lograr los famosos “acuerdos” con la oposición se entregan áreas en producción a relacionados con líderes de la oposición, se rematan activos de la empresa, que son del país. 

Se han entregado proyectos emblemáticos del Comandante Chávez, proyectos muy importantes para garantizar el abastecimiento de nuestro mercado interno y para la necesaria industrialización de los hidrocarburos, los proyectos de gas costa afuera, tanto el Proyecto Rafael Urdaneta y el Mariscal Sucre, ¿se recuerdan del “Perla 3X” ?, ¿del “Cruz de Mayo” ?, ese gas, lamentablemente, no vendrá a la patria.

Se crean nuevas empresas, a la cuales se les asigna campos importantes, pero que sencillamente no tienen ni capacidad ni experiencia operacional. Se han convertido en agencias de proyectos y “negocios”. Obtienen un área y luego salen a buscar las empresas operadoras. Así, ha pasado en áreas tan importantes como la Faja Petrolífera del Orinoco y en áreas tradicionales. 

Se han otorgado “descuentos” en las ventas de petróleo, por eso se ataca a los mecanismos establecidos de “fórmula de precios”, que son públicos, verificables. En comercio y Suministro los “traders” son los que “resuelven” las emergencias y el comercio de hidrocarburos en esta debilitada e intervenida PDVSA. El sector refinación por el suelo, experimentando con distintas modalidades de gestión, todas incapaces de enfrentar la profunda pérdida de capacidad para refinar y procesar, igual están los mejoradores, lo cual se traduce en una importación masiva de productos, fallas en el abastecimiento interno, importación de nafta para producir crudo pesado y ventas de crudo de la Faja, semi procesado por falta de capacidad de los mejoradores, con descuentos por calidad.

Una PDVSA débil, sin capacidades para producir el petróleo y el gas que necesitamos para nuestro desarrollo, es la antesala de la entrada al país de todo tipo de empresas para hacer el trabajo que antes hacía PDVSA. Entonces vendrán, como ya lo han convertido en una práctica, las excusas: el “precio del petróleo”, la “corrupción”, la “conspiración”, etc. Pero el daño está hecho y el retroceso enorme en términos de soberanía y en la posibilidad de sostener nuestra Política de Plena Soberanía Petrolera y nuestra economía.

Esta situación de abandono, maltrato y persecución, una verdadera “cacería de brujas” dentro de la empresa, ha provocado un éxodo de profesionales, sobre todo jóvenes, que han salido de la empresa, del país. Los conozco, son muchachos y muchachas extraordinarios, con unas capacidades técnicas, entrenamiento, calidad política y humana, que están hartos de lo que pasa en la empresa. Recuperar estas capacidades, que lo haremos, pasa por volver a traer al país tanto joven talentoso, capacitado, honesto, que no se calan que los traten como delincuentes, sospechosos permanentes, ni las posibilidades de obtener un salario digno o satisfacer sus necesidades fundamentales. 

Otro pilar que sostienen a nuestra política de Plena Soberanía Petrolera, que ha sido socavado y vulnerado, es nuestro marco legal. En el diseño de nuestra política petrolera, se establecieron mecanismos de discusión y aprobación de los contratos, que garantizaban el estricto apego a nuestra Ley Orgánica de Hidrocarburos y nuestra Constitución. Se consideraron contratos de interés público, justamente para garantizar una discusión y un debate abierto sobre la naturaleza de los mismos, sus condiciones. No queríamos otra “apertura petrolera” en secreto, tras bastidores. El TSJ no sólo salvaguardaba nuestra soberanía jurisdiccional, sino que era la máxima instancia a la cual recurrir si algún ciudadano o grupo con interés legítimo los cuestionaba. 

Pero la vuelta a la “apertura petrolera”, necesita un instrumento legal, una instancia, “algo” que les dé tranquilidad y seguridad a las transnacionales. Como no es posible hacer una “apertura” pasando por las Leyes vigentes, entonces se ha recurrido a las nuevas instancias de gobierno.

La ANC aprueba la “Ley de inversiones extranjeras”, donde se contemplan mecanismos de resolución de controversias entre las “partes”, el que ellos acuerden. Resulta que nuestras decisiones soberanas no pueden ser sometidas al arbitrio de nadie, nunca más se debe vulnerar nuestra soberanía jurisdiccional, ninguna empresa transnacional o de ningún tipo puede equipararse como una “parte” al Estado Venezolano, capaz de llevarlo a tribunales internacionales por el ejercicio de su soberanía. Todavía estamos batallando en los juicios internacionales con las transnacionales y, por cierto, perdiendo en el sector minero.

Por otro lado, el TSJ se abroga la potestad de aprobar contratos petroleros, que pasan directamente del ejecutivo, sin ni siquiera dar la discusión pública de los mismos, nadie conoce los términos y condiciones, pero lo más grave es, que, siendo aprobados por el TSJ, ya se agotan las instancias de cualquier apelación. Ahora se hacen contratos a la medida de cada empresa, contratos que nadie conoce, que nadie discute, nadie conoce a los socios, sus capacidades, su plan, el compromiso, términos, régimen legal aplicable, régimen fiscal, etc.

Estos dos pilares que sostienen a nuestra Política de Plena Soberanía Petrolera, se tambalean, se socavan y con ellos las posibilidades de sostener en el tiempo nuestra política. Todos los sectores del país deben hacer una reflexión sobre este tema, porque de lo contrario, si perdemos nuestra política petrolera, no vamos a poder resolver nuestros graves problemas económicos, al contrario, se agravarán.

A veces este tema no se discute como asunto que debería ser de prioridad nacional o de unidad nacional de los patriotas. Hay que tener el suficiente pensamiento estratégico para entender que, por encima de los intereses de grupos e intereses políticos, debe prevalecer el interés de toda la nación. La Política de Plena Soberanía Petrolera, debe ser una política que apoye todo el país, porque nosotros seremos, por muchos años más, un país petrolero. Debemos reconocernos así, en vez de negarlo y no actuar en su defensa, debemos asumirlo, defender nuestra política y luego, dar la batalla de ideas de cómo utilizar y hacer una distribución popular y revolucionaria de la renta petrolera para reconstruir al país, con una economía diversificada y basada en el trabajo, para lograr tener una sociedad más justa, gratificante y solidaria. 

Si no hacemos algo ahora, si no levantamos la voz, si no decimos nada, esta nueva “apertura petrolera” seguirá avanzando de espaldas al país, a las fuerzas políticas, en el caos, se mueven las transnacionales, lo sigo alertando, sé lo que están haciendo y nuestras fuerzas patriotas deben reaccionar y evitar el saqueo de nuestro país. Con Chávez siempre ¡Venceremos!

* Rafael Ramírez Carreño. Ingeniero y político venezolano. Ex-embajador de la República Bolivariana de Venezuela ante la ONU. Ex-ministro de Energía y Minas y expresidente de empresa pública Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) hasta el año 2014. Militante Revolucionario, Chavista y Bolivariano.

 

Demanda en EE. UU. por ofertas petroleras manipuladas

ABC

Un fideicomiso vinculado a la petrolera estatal venezolana PDVSA presentó una demanda contra Glencore, Lukoil y otras firmas de comercio de energía por su presunto rol de canalizar sobornos para corromper a funcionarios de la compañía a cambio de contratos fraudulentos de compra y venta de petróleo.

La demanda civil fue presentada el jueves por un juez federal en Miami y alega que el plan en curso engañó a la empresa de propiedad socialista de miles de millones en ingresos perdidos desde 2004.

La demanda se produce mientras EE. UU. Expande su propia investigación criminal sobre corrupción en PDVSA. Se cree que al menos $ 11 mil millones han desaparecido de la compañía en la última década, según un informe de 2016 de la Asamblea Nacional encabezada por la oposición, y entre los fiscales cree que aceptaron sobornos está el ex zar del petróleo Rafael Ramírez, que no era nombrado en la nueva demanda.

El esquema para fijar precios, licitar ofertas y eliminar la competencia, así como para robar información altamente confidencial mediante la clonación de los servidores de la compañía, fue supuestamente iniciado por dos ex comerciantes de PDVSA, Francisco Morillo y Leonardo Baquero. La suiza Glencore y la rusa Lukoil son nombradas entre los más de 40 acusados, incluidos comerciantes deshonestos de comerciantes multinacionales, compañías ficticias, funcionarios de nivel medio de PDVSA y un banco de Florida.

En 2004, los dos hombres venezolanos establecieron en Panamá una firma consultora, Helsinge Inc., que también tenía oficinas en Miami, Ginebra y la isla británica de Jersey. La compañía fue el conducto por el cual algunos de los principales clientes y proveedores de PDVSA supuestamente obtuvieron información privilegiada sobre las licitaciones de PDVSA para la venta de sus exportaciones de petróleo, así como la compra del crudo liviano con el que Venezuela refina su crudo pesado.

Entre otras actividades ilícitas, un supuestamente "servidor clónico" fue instalado en las oficinas de Helsinge en Miami por un administrador de TI de PDVSA apodado "el Nerd" para dar acceso en tiempo real a intermediarios y sus clientes a información sobre licitaciones competidoras y futuras licitaciones.

A cambio del adelanto y otras ventajas injustas, Helsinge, que no estaba autorizada a realizar transacciones directamente con PDVSA, supuestamente cobró retenedores mensuales de las compañías petroleras internacionales de $ 15,000 a $ 150,000 más una compensación adicional de hasta $ 0.22 por barril de producto petrolífero comprado o vendido. Parte de ese dinero fue pagado por las compañías panameñas en forma de sobornos a cuatro gerentes de PDVSA, uno de los cuales, Ysmael Serrano, actualmente dirige el departamento comercial y de suministros de la compañía, según la demanda.

Un correo electrónico enviado a través del sitio web de Helsinge, que no incluye un número de teléfono o dirección de la empresa, no recibió respuesta.

Glencore y Lukoil no comentaron de inmediato. No hay evidencia de que las compañías alentaran los tratos corruptos, a excepción de las comunicaciones entre Helsinge y los comerciantes de las compañías petroleras sobre las transferencias electrónicas y las formas de cambiar los términos de las futuras licitaciones antes de que sean lanzadas al mercado general.

PDVSA tampoco hizo ningún comentario.

El mes pasado, los fiscales en Houston revelaron los cargos contra cinco ex altos funcionarios, incluido un viceministro de petróleo, por tomar sobornos. La acusación formal alega que Ramírez fue uno de los destinatarios de los pagos ilegales. Ramírez salió de Estados Unidos en busca de un lugar no revelado luego de renunciar como embajador en las Naciones Unidas en diciembre y desde entonces ha sido blanco de una investigación por corrupción en Venezuela.

La evidencia en la demanda fue parcialmente recopilada por un ex investigador de Scotland Yard contratado por el fideicomiso que tuvo acceso a los servidores de PDVSA en Caracas el año pasado. También se basa en correos electrónicos nocivos, registros bancarios y mensajes instantáneos proporcionados por la esposa de Morillo, algunos de los cuales están incluidos en la denuncia, que detalla cómo se llevó a cabo la supuesta conspiración.

El fideicomiso está representado por abogados de Boies Schiller Flexner, la misma firma de abogados de Nueva York que defiende a la sobrina venezolana de la primera dama Cilia Flores en un caso federal de narcotráfico.

Volver a la Home
  1. China y Rusia presionan a Maduro por envío de crudo
  2. Venezuela presidirá la OPEP y no tendrá recortes
  3. PDVSA: Propina en París destapa olla de corrupción
  4. Más de 4 millones de personas abandonaron Venezuela
  5. Reino Unido impide a Venezuela repatriación del oro
  6. El País: El millón de venezolanos en Colombia
  7. Maduro quiere repatriar el oro desde Inglaterra por temor a sanciones
  8. Maduro importa para exportar gasolina a Cuba. La gran promesa de barriles para China
  9. Oro sucio de Maduro: EE.UU. sancionará exportaciones
  10. Maduro quiere exportar más crudo a China
  11. Oro sucio de Maduro: otra masacre en el Arco Minero del Orinoco
  12. Los negocios oscuros de Kirchner y Chávez
  13. Como comprar por internet el oro de Maduro
  14. Venezuela y China, acuerdos petroleros y mineros
  15. PDVSA: Borrando con el codo a Chávez
  16. Conoco sigue esperando que Venezuela le pague laudo
  17. Crisis de PDVSA: Paró Refinería Amuay
  18. Maduro pone en marcha un plan de ahorro en oro
  19. Venezuela firma acuerdo con Trinidad y Tobago para envío de gas
  20. PDVSA problems: El fuerte resarcimiento a Conoco Phillips
  21. PDVSA abandona su cadena de gasolineras en Argentina
  22. Gasolina barata en Venezuela: el final
  23. Crystallex podría cobrarse con Citgo su juicio a Venezuela
  24. Por qué Estados Unidos no sancionará el petróleo de Venezuela
  25. PDVSA habría pagado parte de la deuda petrolera con PetroChina
  26. Venezuela exporta más crudo a EE.UU. Las razones
  27. Subir la gasolina más barata del mundo: ¿Hasta dónde puede llegar Maduro?
  28. El oro de Maduro: Una historia de crímenes, ecológicos y humanos, como nunca se mostró
  29. EE.UU flexibiliza sanción contra bono de PDVSA
  30. Maduro quiere subir precio de la gasolina (la más barata del mundo)
  31. Por las sanciones, Venezuela refina su oro en Turquía
  32. Venezuela entrega bloque petrolero al Banco Central de Venezuela
  33. Otra de PDVSA: contratistas eléctricas lavaron US$ 1200 millones
  34. FMI proyecta para Venezuela una inflación de 1.000.000% este año
  35. Venezuela refina su oro a Turquía, debido a las sanciones
  36. PDVSA dice que isla recibió ofertas de 15 empresas
  37. Pdvsa: planes para salir de la crisis
  38. Zulia, el estado petrolero de Venezuela, se queda sin energía
  39. Criptos: Venezuela usará el Petro en acuerdos con Turquía
  40. Inflación anual en Venezuela alcanza récord. Venta de crudo a USA rebota en junio
  41. ConocoPhillips buscará usar a Citgo en su lucha contra PDVSA
  42. Cuánto recibirá Venezuela de China para impulsar producción de crudo
  43. Craqueador y destiladora de Amuay están detenidos por fallas
  44. Venezuela luchará para recuperar producción de petróleo
  45. US$ 130.000 M perdió PDVSA en el chavismo. El caos laboral de hoy
  46. Cuánto puede caer la producción petrolera de Venezuela.
  47. Citgo busca alternativas por declive de compras a PDVSA
  48. Venezuela podría dejar de exportar petróleo a final de año
  49. Venezuela se encerró en la mayor soledad internacional
  50. BBC: Venezuela no se beneficia por precio del petróleo
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual