CONMEMORACIÓN

Embajada: Israel reclama a 25 años. Cohen: memorias de sobreviviente

Fuerte reclamo de Israel a 25 años del atentado a la Embajada

MINING PRESS/ENERNEWS/Clarín

El director general de la cancillería israelí reiteró el pedido de "justicia" para las 29 víctimas del ataque a la sede diplomática.

“Aquellos que planificaron el atentado, aquellos que lo ejecutaron, todavía no fueron atrapados. Aquí hay una cuenta pendiente, no sólo con las familias de las 29 víctimas fatales, sino también a Israel, Argentina y el mundo entero”, expresó Yuval Rotem, director general de la cancillería israelí.

Las declaraciones del director del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel se dieron en el marco de una visita a nuestro país, para participar en los actos de homenaje a las víctimas del atentado a la embajada de Israel en Argentina, en 1992.

Mañana se cumplen 25 años de la voladura de la embajada, ubicada en la plaza seca de Suipacha y Arroyo que en la actualidad el nombre de la vieja sede diplomática, cuya investigación judicial sigue ante la Corte Suprema de Justicia.

El funcionario israelí participó ayer de la inauguración de la exposición histórica “Pueblo – Libro – Tierra, 3500 Años de Relación entre el Pueblo Judío y la Tierra de Israel”, desarrollada por el Centro Wiesenthal y co-sponsoreada por la UNESCO en el Salón de los Escudos del CCK.

Allí expresó que mañana "será un momento muy difícil, emocionante, debido a que vamos a evocar 25 años de un recuerdo muy doloroso. Este dolor no puede comenzar un proceso de cicatrización debido a que todavía, después de 25 años, la justicia no llegó".

Y concluyó: "Confiamos en que el gobierno de la Argentina comprende que la justicia se tiene que hacer y se tiene que ver, porque por el momento esta es una cuenta que había que cerrar por las 29 familias de que quienes fueron asesinados”.

#PazSinTerror: El video de actores argentinos

Para recordarme quien soy

TÉLAM

JORGE COHEN*

Jorge Cohen, quien al momento de la explosión de la Embajada de Israel en la Argentina estaba trabajando en el segundo piso de la sede diplomática como agregado de prensa, opinó para Télam sobre aquel día.

No tengo respuestas, solo aproximaciones. Podría ser incapacidad, incompetencia, aptitudes limitadas, negligencia o simplemente falta de ganas, por decirlo en una forma amable.

Usted, lector, elija la razón que elija - como en un acertijo - obtendrá el mismo resultado: que no hay acusados ni detenidos por el atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires. La justicia, como el poncho, no aparece. La sigo esperando, aunque cada día que pasa el furgón del tren está cada vez más lejos y ya no se ve.

Es la Justicia, entonces -uno de los tres poderes de la Nación- la que tiene un compromiso, una obligación pendiente con la sociedad argentina y particularmente con nosotros, los sobrevivientes; y también con Eliora Carmón y Marcela Droblas, dos de mis compañeras que, luego de la explosión, fueron aplastadas por los cuatro pisos de esa casona de la calle Arroyo 910 que voló por el aire.

Eliora y Marcela murieron, pero la deuda con ellas no prescribió y no prescribirá aunque los jueces piensen otra cosa.

El sistema democrático en el país está consolidado, pero la impunidad en el atentado a la Embajada es un trauma permanente, un vendaval de fuego, una enfermedad maligna.

Quienes cumplíamos con nuestro trabajo en la embajada ese 17 de marzo éramos personas comunes, con costumbres corrientes: ir al cine, al supermercado, a la cancha, visitar a la familia. Vidas comunes, irrepetibles, singulares. Merecemos conocer quienes fueron los responsables, quienes fueron los que decidieron hacer estallar esa casona en el viejo barrio norte de la ciudad. Lo peor, es que quizás nos cruzamos con ellos más de una vez por la calle, sin saberlo.

En perspectiva esta experiencia no se supera, se transpone. Se carga en la mochila. En lo personal empecé a atravesarla cuando dejé de ser una víctima para ser el testigo que deja un testimonio, como lo estoy haciendo ahora, en esta columna, para intentar hablar por quienes quedaron bajo los escombros.

Como lo he dicho otras veces, eso sucedió luego de publicar "Cuentos bajo los escombros" unos textos de ficción que estaba escribiendo y Marcela Droblas corregía en su hora de almuerzo. Volaron junto a la embajada y aparecieron semanas después entre los escasos papeles y carpetas rescatados. Los completé y edité 12 años después con ese título.

Escribo ahora estas líneas para que la memoria no cese y con ello el homenaje a las víctimas y el reclamo de esclarecimiento. No olvido a mis compañeros muertos, sus sonrisas, sus voces, sus facciones. Su imagen la última vez. El vértigo de aquellos días. El estruendo seco de la explosión.

Del horror no se sale sin escaras; las tengo, están para acordarme quien soy.

(*) Sobreviviente del atentado a la Embajada de Israel en la Argentina. Agregado de Prensa de la embajada en el momento del atentado.

Volver a la Home
 

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual