Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ANÁLISIS

Vaca Muerta: El desafío para el inversor. Sapag: Un pilar para las renovables. Gutiérrez: Es una realidad

Petróleo y gas: el desafío de brindar confianza a los inversores y evitar los sobrecostos

ENERNEWS/La Nación

La cadena de abastecimiento necesita mayor competencia para bajar los gastos; qué puede aprender Argentina de Estados Unidos.

ener una fuente interna de energía competitiva sería una ventaja crítica para el desarrollo de nuestra economía. Nadie va a dudar de eso, el desafío va a ser cómo lo logramos", lanzó Diego García, socio de Bain & Company en la práctica de Energía. ¿A qué se refería con esa frase? A Vaca Muerta, una oportunidad que atrajo la atención del mundo por sus reservas inmensas pero que tiene dificultades para su desarrollo. El experto delineó los desafíos para que la cuenca desarrolle todo su potencial.

En una competencia por inversores para la extracción con contrincantes como Estados Unidos, Canadá y Brasil, la Argentina debe prestar atención a sus costos. Actualmente, las reservas más "baratas" están en el país gobernado por Donald Trump. García explicó cómo el shale gas cambió el panorama energético de la nación norteamericana en una década, desde 2005 a 2015: en 10 años, el precio del gas se redujo en un 70%, y el consumo de ese recurso aumentó en un 24%. La relación entre el PBI y el gasto anual en energía pasó de 12 a 16 y el déficit de gas natural descendió desde un 18% hasta menos de un 1%. Asimismo, el PBI generado por unidad de energía consumida avanzó un 19% en 10 años, "lo que le permitió a Estados Unidos pasar de importar gas a exportarlo", explicó.

"A todos nos gustaría que la foto sea parecida. Para eso, hay un concepto simple: bajar los costos en función de la experiencia, para que cada pozo nuevo que hagamos sea más productivo", dijo García, y mostró un gráfico que analiza la cuenca Marcellus en Estados Unidos. La imagen representaba cómo fueron bajando los costos a medida que crecía la cantidad de pozos acumulados: de US$ 10 por millón de BTU (british termal unit, una unidad de energía) a US$ 2 por esa misma cantidad en el período de 2009 a 2015.

Luego, García se refirió a cinco claves para el desarrollo de la cuenca de Vaca Muerta. La primera, el tamaño del recurso: "Vaca Muerta está confirmando que tiene esos volúmenes, que tiene potencial de productividad y que podría ser comparado con las mejores de Norteamérica". Luego, el mercado, que es deficitario y necesita energía, porque es importador. Añadió que se trata de un mercado que "inicialmente debería tener buenos precios" y que está "en proceso de regularización".

 

Sobre el marco regulatorio y social, dijo que está mejorando, pero que necesita probar previsibilidad y confiabilidad a los inversores, pero también trabajar para evitar los sobrecostos: mejorar importaciones de equipos, contenido local y cómo hablar con los sindicatos para incrementar la productividad de la mano de obra. Siguió por la cadena de abastecimiento y dijo que allí es donde la Argentina tiene un "desafío muy grande" porque "necesita competencia para bajar los costos y una mano de obra más productiva que logre sacar las reservas de mejor manera y a menor costo".

El último punto clave fue la infraestructura: recordó que Estados Unidos logró la gran diferencia con el desarrollo de la logística y así logró que los recursos lleguen al mercado de manera más eficiente. Advirtió sobre los "cuellos de botella en infraestructura logística para un desarrollo masivo" que se dan en la Argentina y sostuvo que hay "necesidad de inversiones en transporte y procesamiento".

Luego comparó los precios de los principales equipos en la Argentina y Estados Unidos. Sobre los de perforación, dijo: "Pagamos por día un 60% o un 70% más y son la mitad de productivos de lo que son en Estados Unidos". Con respecto a los de fractura (fracking), el sobrecosto es el doble y lo mismo sucede con los equipos de perforación direccional. "Eso hace que nuestros costos sean prácticamente el doble de los de Estados Unidos. Los inversores hacen competir a su capital en distintos lugares del mundo. ¿dónde van a elegir colocarlo?", advirtió García.

 


 

Vaca Muerta y recursos renovables, dos argumentos para el
desarrollo de la actividad

LA NACIÓN

Si hay un sector en ebullición en la Argentina es el de la energía: desde la actividad extractiva, pasando por los cambios en la matriz, hasta los aumentos de tarifas, el país recibió noticias constantes de esta industria durante los últimos años. En un panel moderado por el periodista Pablo Fernández Blanco, cuatro referentes debatieron sobre las oportunidades y desafíos. Los invitados fueron Teófilo Lacroze, presidente de Shell Argentina; Carlos Ormachea, CEO de Tecpetrol; Javier Madanes Quintanilla, presidente de Aluar-Fate; y Hugo Eurnekian, presidente de CGC. Tanto Lacroze como Ormachea hablaron de Vaca Muerta, el yacimiento de petróleo y gas no convencional que promete una oportunidad inédita para la Argentina.

Comenzó el presidente de Shell Argentina: "Vaca Muerta es una de las tres áreas que elegimos a nivel global para orientar nuestras inversiones. El potencial en la Argentina es muy importante, también para el mundo, porque no tiene nada que envidiarle a Canadá y Estados Unidos, que hoy son la cuna del shale", dijo. Con respecto a los costos, Lacroze se mostró confiado: "Podemos producir gas y petróleo en Vaca Muerta con costos tan competitivos como en esos países". También habló de la posibilidad de que se reduzca el precio del gas. Explicó que se trata de una "commodity regional", no como el petróleo, que es global. Y observó que el gas tiene "algunos desafíos de transporte" que lo hacen más caro.

Con respecto al petróleo, proyectó que "el precio que debería imperar en el país a mediano y largo plazo es el global". Pero para que los valores en la Argentina estén a niveles internacionales, falta pasar una curva de aprendizaje: "Comenzamos con pozos cercanos a los US$ 20 millones que hoy están en US$ 8 millones, mientras que en Estados Unidos están en US$ 5 millones, y tal vez un pozo comparable con la roca de Vaca Muerta, unos US$ 6 millones. Todavía nos queda un largo camino para reducir costos".

Destacó la importancia de medidas como el decreto para la importación de equipos usados y las reformas. ¿Qué falta? Mayor inversión en infraestructura, que permitirá suministros competitivos en la cadena del sector, y la inclusión de un tema particular en la reforma tributaria: la amortización acelerada. "Nuestra industria va a invertir miles de millones en los próximos cinco años y vamos a tener 35 para lograr el retorno", señaló.

Carlos Ormachea, por su parte, es líder de un grupo que invertirá US$ 2300 millones en el yacimiento no convencional. El proyecto de la compañía en Vaca Muerta tiene que ver con shale gas y tiene un plan de desarrollo acelerado que va a insumir ese monto en dos años y medio. "Creemos en el proyecto: es un recurso de clase mundial abundante. Hay pocos proyectos que puedan tener el impacto que tendrá Vaca Muerta en la Argentina durante los próximos diez años", comenzó.

Otros motivos detrás de la inversión fueron la "reinserción" al mundo en materia financiera, lo que permite desarrollar inversiones grandes y el acuerdo de productividad alcanzado a inicios de este año con el sindicato. "Se trató de una negociación muy simbólica entre las compañías, las provincias, el Gobierno nacional y los sindicatos, que nos dio la pauta de que está la puerta abierta para avanzar en temas de productividad", aclaró.

En este momento, Tecpetrol está en "plena ejecución del plan", sostuvo Ormachea: la compañía está perforando con cinco equipos en un área de 250 kilómetros cuadrados -el 10% de todo el yacimiento- y esa porción ya produce "un millón y medio de metros cúbicos" para los que trabajan unas 2000 personas.

Eurnekian dirige CGC, una compañía que explota dos cuencas en la provincia de Santa Cruz: la Austral y la del Golfo San Jorge. Consultado sobre si es posible producir de manera competitiva en una provincia con problemas gremiales, dijo que la firma demostró en los últimos años que sí. El Grupo Eurnekian ingresó en el negocio petrolífero y gasífero en 2012 por un análisis a largo plazo: "La Argentina fue exportadora de gas y, debido a precios bajos a nivel local, se fueron consumiendo las reservas. Sabíamos que habría recursos importantes para desarrollar y que el costo de importar energía era insostenible debido a su responsabilidad en el déficit del país", explicó.

"Al mismo tiempo, nosotros veíamos que había recursos gasíferos importantes para desarrollar a precios competitivos. No sólo no convencionales, también convencionales", aclaró. Entraron en una cuenca, la Austral, donde los niveles de inversión habían bajado sustancialmente, lo que llevó a baja actividad y conflictividad con los gremios. "Ingresamos en el peor panorama", resaltó. Sin embargo, el escenario se invirtió: en 2013 el gobierno lanzó el Plan Gas, un esquema de subsidios a la producción. "Al tener una señal de precios que permitían competir, levantamos la inversión y la actividad y eso facilitó el diálogo", expresó y añadió que, desde que la empresa comenzó a operar esa cuenca en 2015, no hubo cortes de producción.

Para terminar, Madanes Quintanilla habló de las oportunidades que hay en la Argentina por el cambio en la matriz energética y la incorporación de energías renovables. La compañía que dirige invirtió US$ 300 millones en energía eólica por dos cambios: la tendencia a la desaparición del motor de combustión interna y la aparición del labeling, un término en inglés que se refiere a las etiquetas en los bienes que indican su calidad y origen de sus insumos.

Continuó: "Si este proceso de calificación de origen de los insumos avanza, y yo estoy firmemente convencido de que así será, nuestra obligación y nuestra oportunidad es diversificar la matriz energética". Destacó el potencial de la Patagonia, que tiene rendimientos de molinos eólicos superiores al 50%, y la conveniencia del abaratamiento de costos que esta fuente de energía tuvo en los últimos 15 años. "El costo de la eólica como insumo industrial comienza a competir con el de las energías no renovables", apuntó.

Aclaró: "El costo de capital es donde se define o no la rentabilidad de la generación eólica y hoy la Argentina puede obtener financiamiento a tasas que se acercan cada vez más a las internacionales. El recurso empieza a tener un sentido económico". Madanes Quintanilla añadió que, si a eso se suma la tendencia del labeling, lo que su compañía hace es "jugar al futuro".

La apuesta de las empresas

Teófilo Lacroze

"La Argentina no tiene nada que envidiarle a Canadá y Estados Unidos, que son la cuna del shale"

Carlos Ormachea

"Hay pocos proyectos que puedan tener el impacto que tendrá Vaca Muerta en la Argentina"

J. Madanes Quintanilla

"El costo de la energía eólica como insumo industrial comienza a competir con el de las no renovables"

Hugo Eurnekian

"Veíamos que había recursos gasíferos para desarrollar a precios competitivos"

La renta de Vaca Muerta, pilar para las renovables

RÍO NEGRO

JORGE SAPAG*

Neuquén logró revivir su riqueza hidrocarburífera de la mano de los desarrollos no convencionales. Sin embargo el futuro del shale tiene desafíos que atraviesan la trama social. El rol del Estado para diversificar la matriz y administrar los recursos a largo plazo.

Esta nueva celebración del Día del Petróleo nos encuentra en las puertas de una enorme oportunidad, pero también ante grandes desafíos. Tenemos una larga historia petrolera marcada por importantes hitos, comenzando por su descubrimiento, gracias al equipo dirigido por el ingeniero Enrique Cánepa, el cual estaremos celebrando el año próximo su centenario y que generó un primer “boom” petrolero que permitió el despegue de la “comarca petrolera” formada por Plaza Huincul y Cutral Co. Los descubrimientos de los yacimientos de Puesto Hernández (1967), Chihuido de la Sierra Negra (1978) y El Trapial (1986), convirtieron a la zona de Rincón de los Sauces en una de las más dinámicas del país, conformando un segundo hito.

El tercer hito fue concretar el primer desarrollo masivo de shale fuera de América del Norte, de la mano de Loma Campana.

Cuando nos tocó asumir el gobierno, en 2007, los yacimientos convencionales se encontraban en el final de su vida útil y al año siguiente se produjo la mayor crisis financiera mundial de la historia, conformando una combinación explosiva que derivó en una fuerte caída de la producción de petróleo, inversiones por el piso y un proceso de despido de 3.000 empleados petroleros.

Iniciamos un proceso de renegociación de las concesiones convencionales (Ley 2615); creamos nuestra propia petrolera provincial –Gas y Petróleo del Neuquén (GyP)– y lanzamos las rondas licitatorias Nuevos Horizontes, logrando compromisos millonarios de inversión de la mano de jugadores de clase mundial como: ExxonMobil, Shell, Wintershall y Total.

En 2013 YPF nos presentó, junto con Chevron, una propuesta para llevar adelante el primer desarrollo de shale fuera de América del Norte y, aún cuando su aprobación legislativa se realizó en el medio de una elección de medio término y nos exponía a grandes riesgos políticos, decidimos avanzar.

La bisagra del shale

Los neuquinos iniciamos una etapa de fuerte crecimiento donde la inversión y el empleo volvió a trazar una senda alcista. Pero no fue fácil.

Hoy podemos sentirnos orgullosos: casi el 40% de nuestro petróleo es no convencional así como el 50% de nuestro gas también lo es. Además ya son 26 las concesiones no convencionales otorgadas con importantes compromisos de inversión. Demostramos que contamos con una de las mejores geologías a nivel mundial y hemos avanzado rápidamente en la curva de conocimiento.

Enfrentamos una enorme oportunidad para desarrollar exitosamente nuestro petróleo no convencional, ya que si bien las estimaciones indican un crecimiento en la participación de las energías renovables en la matriz energética, alcanzando un 9% para el 2025, la misma mantendrá una fuerte dependencia de los hidrocarburos, sosteniéndose la demanda de petróleo.

El desafío de largo plazo

Miramos el futuro con optimismo, pero ciertamente el futuro de la industria no convencional presenta dilemas y desafíos que van más allá de los mercados internacionales, los niveles de inversión y las posibilidades tecnológicas de extraer el recurso.

Son sociales, empresariales, ambientales, urbanos, educativos, entre otros. Y para poder concretar este futuro es esencial que podamos generar una visión compartida entre el gobierno, empresas y la sociedad en su conjunto, que brinde sustentabilidad a la industria, a partir de alcanzar los consensos respecto de lo que implica el desarrollo de Vaca Muerta.

Ciertamente debemos continuar trabajando en la mejora de la competitividad de la industria que permita asegurar el flujo de las inversiones y la generación de empleo. Esa es una condición necesaria, pero no suficiente para que podamos tener éxito en este desarrollo. Para ello, también tenemos que asegurar la renta del Estado provincial que permita el financiamiento de la provisión de los derechos sociales como salud, educación y seguridad.

Tenemos que lograr que las comunidades que viven en la región experimenten un progreso en su calidad de vida y en sus oportunidades y perspectivas a futuro, formando un círculo virtuoso donde la creación de valor económico incorpore el desarrollo social y comunitario y la protección del medio ambiente.

Junto con ello, debemos diversificar nuestra oferta energética aprovechando los recursos provenientes de esta actividad para financiar el desarrollo de las energías renovables provenientes del sol, el viento y el agua. En este camino todos tenemos una responsabilidad que asumir.

*Exgobernador de Neuquén

Vaca Muerta es una realidad

LM NEQUÉN

OMAR GUITIÉRREZ

El año que finaliza para la actividad hidrocarburífera será recordado como el que dio origen a la segunda etapa para el desarrollo de Vaca Muerta. 

Este es un año muy importante para nosotros porque hemos anunciado ocho grandes inversiones y aspiramos a que sean diez, con la ratificación de las operadoras que ya estaban en la cuenca y otras nuevas como Statoil y Chevron.

Neuquén es la provincia que más inversiones y compromisos de inversiones está recibiendo, y la que más seduce y tienta a los inversores. Tiene recursos naturales en todo el territorio, pero somos todos los habitantes de esta hermosa provincia quienes trabajando en equipo hemos puesto en valor, gestionando con todos y para todos nuestros recursos.

La aceleración de las inversiones en Neuquén se produce en un marco de seguridad jurídica y económica gracias a la estabilidad política de la provincia. Vamos a priorizar y cuidar los aciertos y cambiando allí donde hubiera algún error.

La provincia tiene 25 concesiones hidrocarburíferas no convencionales, cuatro en desarrollo, con inversiones comprometidas entre el desarrollo exploratorio, los pilotos y el desarrollo masivo por un total de 149 mil millones de dólares.

Vaca Muerta es el segundo reservorio de gas no convencional y el cuarto en petróleo a nivel mundial. El 23 por ciento del total de gas y el ocho por ciento del petróleo que se produce en el país es no convencional y tiene origen en Vaca Muerta.

Hoy, la intensificación de los desarrollos de gas y petróleo impactan positivamente en toda la provincia. El empleo en blanco acumula cuatro meses de crecimiento. En el primer semestre creció la cantidad de comercios y la venta de vehículos avanzó el 27,9 por ciento. Son algunos de los ejemplos del repunte de la economía provincial.

Vaca Muerta no está exenta de fricciones sociales, por lo que requiere de acuerdos. En el diálogo que mantengo con todos los actores vislumbro una actitud cada vez más madura para entender que el desarrollo de Vaca Muerta puede y debe ser a favor de todos.

Vaca Muerta es el motor del desarrollo energético, industrial y económico del país y es también la clave para diversificar nuestra economía generando desarrollo social y laboral sustentable con equilibrio territorial. Vaca Muerta es la principal oportunidad de Neuquén y del país.

Por todo lo dicho y enumerado, podemos decir que Vaca Muerta es una realidad y está más viva que nunca.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual