Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ENERGÍA

Escenario: Gas, la energía que mueve al mundo

Gas, la energía que mueve al mundo y que Argentina tiene en buena cantidad

ENERNEWS/El Tribuno

CRISTINA CARRAZÁN

Una 40% de la población mundial todavía cocina sus alimentos utilizando leña y otro 17% nunca utilizó la energía eléctrica.

Vivimos en un tiempo en el que las noticias que se producen al otro lado del planeta llegan a nuestro conocimiento en cuestión de minutos cuando no, en tiempo real.

Pareciera ser que el planeta “se achicó” porque trasladarnos de un continente a otro es cada vez más rápido y económico y para los habitantes de muchos países alcanzar el confort en la vida diaria se torna cada vez más fácil de alcanzar. 

Quizás no relacionamos una cosa con la otra pero en nuestra forma y estilo de vida mucho tiene que ver la energía que generan los recursos naturales como el petróleo y el gas que nos posibilitan alcanzar objetivos que hace un siglo eran impensados, o que hace algunas décadas eran solo para una elite privilegiada.

Pero en nuestro mundo -la civilización misma- es contradictoria en mucho sentidos. El 17 por ciento de la población mundial nunca accedió a la energía eléctrica y un 40 por ciento todavía utiliza leña para cocinar y calefaccionar sus viviendas. Y ese es uno de los motivos por los que, según prevé la Agencia Internacional de Energía, en los próximos 30 años la demanda de energía aumentará en un 50 por ciento porque cada vez son más los pueblos que aspiran a vivir mejor, con más comodidades y más confort contando con servicios que todavía no conocen.

Posiblemente nunca hemos pensado que diseñar y conseguir los recursos para desarrollar un yacimiento de gas o de petróleo puede llevar una década. Pero llevar esa energía a cada ciudad y a cada vivienda requiere de las obras para su transporte y distribución por lo que proyectos tienen un horizonte que fácilmente alcanza los 30 años. La falta de inversiones en una década comienzan a sentirse recién en la siguiente y es por eso que la industria de los hidrocarburos históricamente y en cualquier lugar del mundo pide políticas de estado que se sostengan en el tiempo porque excede por lejos los tiempos de una determinada administración de gobierno. 

En los últimos años el paradigma respecto de la energía cambió radicalmente. Por décadas el debate estuvo centrado en cómo iban a reemplazarse los recursos no renovables gas y petróleo. Pero hoy en día y gracias a la ciencia y a la tecnología se cuenta con nuevas herramientas para optimizar esos recursos que se encuentran alojados en las entrañas mismas de nuestro planeta. La posibilidad de conseguir hidrocarburos mediante los recursos no convencionales le han dado un giro a esta industria y es allí donde a nuestro país se le abren nuevas oportunidades. Y es que todo indica que Argentina -junto a un puñado de países como Estado Unidos o China- posee una potencialidad inimaginable en cuanto a gas y petróleo que podrían ser aprovechados mediante la técnica del fracking (fractura). 

Pero a la par de este nuevo paradigma energético los científicos no dejan de alertar que el calentamiento global tiene entre algunos de sus responsables a los combustibles fósiles. Ese aspecto que es tratado y analizado en diferentes encuentros a nivel mundial advierte la imperiosa necesidad de un desarrollo que sea sostenible y amigable con la única casa con la que por ahora contamos, el planeta tierra. Poniendo el foco de atención en el desarrollo sustentable en Argentina como en muchos países, la premisa sigue siendo la misma: satisfacer la demanda actual de energía sin comprometer la posibilidad de las generaciones futuras en obtener lo que ellas necesiten. 

Unos 42.000 millones de pesos de inversión, 2.500 kilómetros lineales de nuevos ductos para incorporar 1 millón de nuevas viviendas conectadas al servicio de gas natural. Hasta el año 2021 esas son las cifras que maneja este sector fundamental de la economía con el objetivo de dar respuestas al crecimiento poblacional y por ende, a la demanda actual de gas natural de nuestro país.

En el caso del norte la Transportadora de Gas del Norte (TGN creada en 1992) desarrolla un programa de obras incluidas en el Plan de inversiones obligatorias que quedó establecido como consecuencia de la Revisión Tarifaria Integral, para el quinquenio 2017-2021.

El plan alcanza los 6.000 millones de pesos a valores de diciembre de 2016, con 80 frentes de obra, de los cuales la mayor parte están ubicados en el Gasoducto Norte. 

Entre las inversiones se encuentran las obras de reparación y cambio de revestimiento de gasoductos para garantizar la protección contra las diferentes amenazas de corrosión y la construcción de nuevos cruces de ríos, utilizando los más modernos sistemas constructivos.

 En las plantas de compresión de gas se realiza una adecuación tecnológica de los tableros de control, la actualización en los motocompresores y turbocompresores, así como la actualización de los sistemas de detección de fuego, reparación del sistema de enfriamiento, etcétera.

Periódicamente se realizan relevamientos de las trazas de los gasoductos donde se identifica el desarrollo poblacional y vial en cercanía al sistema y se evalúan las acciones necesarias en función de la normativa vigente y los criterios de seguridad, invirtiendo en tecnología, equipamiento e infraestructura para poder operar en forma centralizada y remota el sistema de gasoductos los 365 días del año en forma segura. 

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual