Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

POLÍTICA Y ENERGÍA

Gestión Javier Iguacel, entre tarifas y Vaca Muerta

ENERNEWS

El gobierno renegociará los precios de naftas y tarifas de electricidad y gas para contener el efecto de la devaluación. Será la principal tarea del nuevo ministro de Energía, Javier Iguacel. El Ejecutivo deberá seguir recortando subsidios por el acuerdo con el FMI.

La Casa Rosada le encomendó al nuevo ministro una tarea que Juan José Aranguren no quería o no podía cumplir: renegociar contratos y acuerdos tácitos con los distintos sectores energéticos para moderar el impacto de la devaluación en los precios de la nafta, el gas y la electricidad de los próximos meses.

Fuentes de Jefatura de Gabinete anticiparon a los diarios Clarín y La Nación que el Gobierno busca renegociar esos acuerdos con las productoras de petróleo y crudo y las transportistas y distribuidoras de electricidad y gas.

El aumento de la nafta deberá ser dosificado. A comienzos de mayo, Aranguren y los distintos actores de la cadena petrolera habían acordado un congelamiento de precios por dos meses para dilatar el traslado a precios de la devaluación del peso de la zona de los 20 pesos a la de los 23. Ese convenio se cayó con el dólar a 25: la nafta aumentó 5% este mes y tenía pautado un incremento del 3% en julio, aunque debía actualizarse cerca de 20 por ciento para seguir al dólar.

El 80 por ciento de los costos del sector son dolarizados. Y que, a partir de octubre pasado, Aranguren desactivó un esquema de "barril criollo" que mantuvo precios artificialmente altos cuando el crudo bajaba en el mundo pero que hubiera servido ahora para contener los valores.

Ese esquema -fijar un precio interno para el crudo- podría reactivarse con Iguacel, un ingeniero en petróleo que fue vicepresidente de Pluspetrol antes de incorporarse a la función pública.

En el caso de las tarifas de luz y gas, el problema es doble. Por un lado, la generación de energía tiene costos dolarizados. Algunos de ellos son importados y otros deberán renegociarse con los productores del combustible. Además, tanto el transporte como la distribución acordaron senderos de actualización tarifaria en base a precios mayoristas, que ahora podrían reverse.

Pero, por otro, el gobierno se comprometió con el FMI a desandar la estructura de subsidios para reducir el gasto. En 2019, debe recortar el equivalente a 0,4 por ciento del PBI: unos $68.000 millones. Cada demora en el aumento tarifario implica mayores transferencias del Estado a las empresas para cubrir esos costos.

Según la Casa Rosada, habrá más aumentos de tarifas -las nuevas rondas de audiencias públicas y subas están pautadas para octubre y noviembre- pero deberán ser inferiores a los que corresponderían bajo al esquema actual.

 


 

Un doble peso para Vaca Muerta

Mantiene una buena relación con los gobierno de Río Negro y Neuquén. En su gestión en Vialidad no pudo terminar la Ruta 22.

Javier Iguacel, el ingeniero en Petróleo que reemplaza a Juan José Aranguren en Energía, puede ser presentado en Río Negro y Neuquén desde dos perspectivas: como un conocedor de la industria hidrocarburífera que entiende la centralidad de Vaca Muerta o como el jefe del organismo (Vialidad Nacional) que tiene paralizadas las obras sobre la Ruta 22. Desde las administraciones provinciales prefieren concentrarse en los aspectos positivos del funcionario ascendido.

La salida de Aranguren, uno de los ministros que más apoyo recibió del presidente Mauricio Macri, fue tan sorpresiva como la designación de Iguacel. Desde el entorno del flamante ministro aseguraron que se enteró “diez minutos antes” que el nombramiento se hiciera público, según el matutino Río Negro. 

Esa inmediatez es la misma que deberá imprimirle a su gestión. La industria petrolera atraviesa al menos tres temas urgentes: el congelamiento de los precios en los combustibles, el ingreso de nuevos proyectos al plan de subsidios a la extracción de gas no convencional (el nuevo Plan Gas) y el nivel de producción de hidrocarburos.

Sin embargo el eje central de la cartera serán las tarifas. De hecho fue lo que le costó el cargo al exShell, que terminó debilitado por el impacto social negativo de los tarifazos.

Se especula que Iguacel tendrá un perfil más moderado que el de su antecesor y una gestión más pragmática, se espera que construya una conexión entre el libre mercado y un negocio con acuerdos donde todos los sectores deberán ceder posiciones.

Lo que se excluye de la ecuación es el rol de Vaca Muerta para el sector energético nacional. El nuevo ministro es un conocedor de la industria, pasó por empresas como Pluspetrol y Pecom, e incluso vivió en Neuquén durante algún tiempo. Desde el gobierno de Neuquén creen que esto es determinante para la continuidad de los desarrollos en la formación no convencional.

De todos modos hay dos variables que podrían salpicar la marcha de la actividad en la cuenca.

Extender el control de precios para el crudo, como lo había iniciado Aranguren en busca de contener los surtidores, podría desalentar las inversiones que comenzaron a reactivarse con las mejores cotizaciones internacionales del barril, aspecto determinante para el caro petróleo de Vaca Muerta.

Algo similar podría pasar con el gas. El exministro extendió el programa que incentiva la extracción gasífera con precios subsidiados por el Estado. Pero la suba del dólar encareció el plan. A principios de año se inscribieron 17 proyectos, pero solo un puñado consiguió ser aprobado. Neuquén otorgó el visto bueno a 13 desarrollos, de los cuales sólo seis vieron el aval de Nación.

Encrucijada para el esquema tarifario del macrismo

La política tarifaria de Aranguren buscó recuperar tarifas para las compañías con la expectativa de conseguir inversiones y de reducir el impacto de los subsidios en el déficit fiscal. Con el desembarco del FMI en el país, un organismo con especial atención en el gasto público, resultaría raro que pueda existir una marcha atrás en la salida del Estado de las facturas.

El ahora exministro le ahorró a la administración de Macri 80 mil millones en 2017. Pese a que algunos sectores del gabinete lo acusaron de “gradualista”, el descontento social terminó por socavar su imagen. La llegada de Iguacel haría suponer un bálsamo para las boletas, pero cabe recordar que el presidente vetó hace semanas la ley que limitaba los aumentos de tarifa.

FP/JC

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual