Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

PROYECTOS

Storage Gas: La opción de almacenamiento que estudian YPF y Tecpetrol para Vaca Muerta

Un almacén en lo profundo de la cuenca

ENERNEWS

Opción ante el cuello de botella de los ductos. Tecpetrol e YPF encargaron un estudio que determine si se puede transportar gas en camiones e inyectarlo en yacimientos vacíos. Así podrían guardar el fluido hasta que haya capacidad de transporte.

Vaca Muerta no se detiene y la producción de gas empieza a constituir un problema de difícil solución. Según datos del IAPG, actualmente Vaca Muerta produce 43,2 millones de m³ diarios de gas (MMm3/día). Es el 62% de lo que genera la cuenca. De este último número, el 30% corresponde a shale y el 32% a tight gas, pero el horizonte del embudo está cerca y ya se visualizan severos problemas en los sistemas de evacuación.

Hay varios proyectos en danza: un nuevo gasoducto que una Neuquén-Santa Fe, ampliación de la capacidad actual de TGS y TGN, colocación del gas en mercados extranjeros, ampliación del cracker en Bahía Blanca y hasta la construcción de una planta de licuefacción. Todas las apuestas son a largo y mediano plazo.

Sin embargo, en los ultimos meses al menos dos operadoras, Tecpetrol e YPF, comenzaron a explorar la posibilidad de utilizar viejos yacimientos depletados como depósitos de gas en épocas estivales, cuando la demanda es menor.

Aunque la idea, conocida como “storage” (“almacenamiento” en inglés), se trabaja en silencio desde hace algunos meses, durante las exposiciones técnicas que tuvieron lugar en la Oil & Gas 2018 las dos empresas revelaron el proyecto ante un auditorio colmado en el Espacio Duam.

“Uno de los proyectos, dada la estacionalidad del gas, es buscar almacenamiento subterráneo. Como no se ha encontrado un espacio así en Buenos Aires (cerca del mayor mercado), estamos empezando a buscarlo acá en la cuenca”, explicó el director de Negocios de Tecpetrol, Ricardo Markous, al tiempo que reveló: “Contratamos a Geostock, una empresa líder en el rubro, que nos hizo un estudio de factibilidad de varios yacimientos y uno en particular en la zona de Los Bastos (entre Neuquén y Plaza Huincul). Ahí estamos haciendo testeos porque lo más importante es que no se escape el gas cuando lo inyectamos”.

El storage subterráneo se hace en cavernas salinas, acuíferos o en yacimientos depletados, como es el caso del estudio en Neuquén. También puede almacenarse gas en ductos o instalaciones de superficie específicas.

Estacionalidad

El proyecto Los Bastos prevé inyectar 2,5 MMm3/día de gas en épocas de baja demanda y extraer hasta 5 MMm3 diarios en los picos, que coinciden con los meses de invierno. “El proyecto permitiría llenar el yacimiento en verano y producirlo durante el invierno”, agregó el directivo, quien confirmó que el proyecto encargado a Geostock es en sociedad al 30% con YPF.

Markous aclaró que, si bien es un proyecto y aún hay que analizar la factibilidad, el desarrollo del yacimiento demandaría unos dos años para ponerlo en marcha y 150 millones de dólares. “Hay que hacer más pozos, porque a mayor cantidad más podés producir en períodos de demanda”, apuntó.

El gas inyectado en un proyecto como Los Bastos no sólo sería de Tecpetrol o YPF, sino proveniente de otros yacimientos y productores. “Es un negocio que depende de temas comerciales. Seguramente va a haber una diferencia de precio entre invierno y verano, de tal modo que esa diferencia permita repagar la inversión que se hace en almacenamientos”, explicó Markous. Es decir, a mejor tarifa se hacen más pozos para eficientizar la capacidad de extracción del reservorio. La ecuación cobra sentido porque al llegar el invierno se reemplazan otras vías de abastecimiento caro, como el LNG, que con la cotización actual del petróleo, rondando los 82 dólares el barril, el millón de BTU podría ubicarse entre 10 o 12 dólares.

“Cuanto mas pozos tenés, podés generar picos de producción. Inyectás 25 MMm3 en verano y en invierno sacás cinco, pero si necesitás siete podés sacarlo. Claramente es un tema económico. Si te pagan mucho el pico de producción, hacés más pozos; si la tarifa es más plana en invierno, hacés menos pozos de salida”, acotó el directivo de Tecpetrol.

El mecanismo

Inyectar gas en un yacimiento agotado no es tarea sencilla. La condición esencial es que el sellado sea total para evitar fugas. Markous explicó que “es fundamental para que el gas no migre a lugares fuera de control y que luego sea irrecuperable”. Al ser estanco, el yacimiento permite inyectar gas hasta la presión original, que en el caso de Los Bastos, “era de 160 a 170 kilos y hoy está depletado a 30 o 40 kilos y sin producción, pero podés llevarlo a la presión original”. “Depende de qué cantidad de compresores ponés y de cuántos pozos inyectores perforás”, acotó. Es clave también que los antiguos pozos, que Markous estima en unos 14, estén sellados. Incluso, “alguna de esas viejas perforaciones pueden ser reutilizadas”.

El proyecto que analiza Tecpetrol transita en este momento el control del yacimiento para comprobar que esté absolutamente sellado. Para verificar eso, se perfora cerca del límite del área y se analiza la presión: si no hay, es porque no está sellando.

“Pero con los pozos que hemos probado pensamos que tenemos buena posibilidad de éxito”, se entusiasmó Markous, y agregó que la capacidad de almacenamiento estimada de Los Bastos es de alrededor de 700 MMm3. Además, aclaró que la ecuación prevista cierra perfecta si “inyectamos diariamente 2,5 MMm3 y producimos entre 4,5 y 5 mm3 diarios”.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual