Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

POLÍTICA Y ENERGIA

Chubut: Audiencias públicas sin consenso. ¿Se dilata el debate minero?

La ley que regula audiencias públicas no tiene consenso en la Legislatura y el debate por la minería se dilata

MINING PRESS

No hay aval de los diputados que integran la Comisión de Asuntos Constitucionales. El gobierno provincial habría sugerido frenarlo. El FPV intentó negociar el respaldo al proyecto que regula el debate de audiencias públicas a cambio del apoyo por el de la consulta popular vinculante. En las sesiones de esta semana no habrá quórum para aprobar el proyecto que abre el juego a la minería.

Las exigencias que demandó el presidente de la Nación, Mauricio Macri, en torno a la concreción de la minería en Chubut en aquella reunión con diputados provinciales, el sector petrolero y representantes de la Meseta, no cayeron bien en el gobierno provincial y la ley que regula las audiencias públicas para cualquier actividad quedará frenado en comisión un tiempo más, según los sondeos que realizó EL CHUBUT.

El problema medular es que ningún sector quiere pagar el costo político en un escenario electoral que abrió un signo de interrogante por la posibilidad de adelantamiento.

Los diputados de la Comisión de Asuntos Constitucionales esperan un mensaje claro y contundente del gobernador Mariano Arcioni pidiendo la aprobación de la ley que regula el debate de las audiencias públicas. Esto permitiría abrir oficialmente el juego a todos los sectores para que vuelquen sobre la mesa sus opiniones a favor y en contra de la minería.

Sin embargo, esa señal no llega. Por el contrario, según pudo conocer EL CHUBUT, el Ejecutivo provincial bajó un mensaje claro a sus diputados para frenar momentáneamente ese proyecto de ley.

La Comisión de Asuntos Constitucionales está integrada por los diputados Javier Touriñán, Blas Meza Evans, José Grazzini y Viviana Navarro del FPV; Jerónimo García y Adrián López de Chubut Somos Todos; Florencia Papaiani del Frente de Agrupaciones; Alfredo Di Filippo de Convergencia; y Manuel Pagliaroni (presidente) de Cambiemos.

LA VISION DE CADA SECTOR

El Frente Para la Victoria - espacio que ostenta la mayor cantidad de diputados - no está dispuesto a pagar el costo político de respaldar la minería. Por eso, el líder de la bancada Javier Touriñán, activó sus reflejos y presentó una alternativa para que la responsabilidad no recaiga sobre el espacio kirchnerista.

El diputado y ex ministro de Gobierno en la gestión de Martín Buzzi, Touriñán, presentó un proyecto de ley para realizar una consulta popular vinculante en simultaneidad con las elecciones y de esta manera obligar a los candidatos a gobernador a opinar sobre un tema sensible.

El sector de Chubut Somos Todos era reticente a la minería, aunque en los últimos meses hubo un leve cambio sobre la posibilidad de abrir el debate sin demasiada participación e injerencia para evitar quedar «enganchados» en el lobby minero y de esta manera negociar con Nación una paquete de obras y desembolsos extra para Chubut.

Convergencia está a favor de las audiencias públicas y del desarrollo minero, pero con controles ambientales exhaustivos que hoy parecen estar lejos de poder efectivizarse.

El mackarthysmo entiende las necesidades de la Meseta, pero creen que la minería no resolverá las carencias estructurales que afrontan actualmente los jefes comunales de esta región. Si la votación por la minería fuera hoy, no levantarían sus manos.

Por último, Cambiemos (conformado netamente por la UCR) afronta el dilema de su oposición histórica a la actividad con el discurso a favor que despliega el gobierno nacional. Dentro del radicalismo hay posturas categóricas en contra de la minería, como es el caso de Jacqueline Caminoa y una visión más abierta, pero no a favor, como la de Eduardo Conde y Manuel Pagliaroni.

El radicalismo pretende y considera que el debate minero debe ser promocionado por el gobierno provincial. No se moverán de ese paradigma, principalmente por el posicionamiento rotundo que tuvo el partido a lo largo de la historia. En este marco, el proyecto de audiencias públicas quedará archivado un tiempo más en comisión.

El debate que ensordece

 TRIVIA DEMIR

Esta semana parece ser absolutamente definitoria para el presunto “debate minero” que se pretende acotar al legislativo provincial. Si las cosas siguen como se supone están programadas, mañana martes comenzará una ruidosa vigilia de las movilizaciones antimineras, lideradas por asambleístas diversos, que permanecerán en Rawson en alerta ante el posible tratamiento del tema.

“Si no es el martes será el jueves, pero todos dicen que avanzarán con el Proyecto de la Meseta”, explicó una activista sin ampliar demasiado que se pronuncia por el “No”. Ante ese escenario, hubo diferentes movilizaciones, aunque bastante focalizadas, para tratar de forzar una toma de posición, principalmente en los medios masivos de comunicación.

 En el caso de El Diario, unos cincuenta manifestantes apelaron a exigir una entrevista o una foto de la marcha que realizaron en Puerto Madryn, en el marco de una intempestiva incursión donde se les ofreció sustentar su postura pero con un más civilizado diálogo periodístico, mediante la invitación a un puñado de referentes y en horario de redacción.

 Lamentablemente el griterío y ofuscamiento al que apela un reducido grupo cuya metodología parece más afín a que sean cada vez menos los que se sumen a las manifestaciones, malversa de plano la enorme posibilidad de acompañamiento del grueso de la ciudadanía, que de verdad tiene serias dudas sobre la conveniencia de acceder a la zonificación de la Ley 5001, ya existente dicho sea de paso, y que prohíbe la actividad.

“Si los líderes de la `resistencia´ fueran más audaces, manejaran modos más políticamente correctos y tuvieran un plan de lucha con real ejercicio de la democracia que es exigir la representatividad de sus ideas en la Casa de las Leyes, no haría falta ni que se alteraran tanto, porque ya hay una Ley que prohíbe lo que otros quieren habilitar.

Los que deberían gritar son los que quieren modificar la Ley”, razonó una docente que no avala la industria extractiva, pero tampoco el fanatismo ecologista.

Nosotros escribimos, falta que lean

La visita del grupo antiminero a El Diario, dejó dos ideas claras: cada vez hay menos gente que lee, y se sabe bastante poco de lo que significa comunicar, que no es precisamente tomar posición, como pretendía un acalorado sector que verbalizó con un `enemigo´ inexistente.

 Porque si hay algo que ha hecho este medio ha sido advertir movidas, desenmascarar negociados y hasta anticipar datos para quienes en verdad pretenden actuar con todo el peso de la democracia, bajo el silencio sepulcral de tantos otros medios.

Dos informaciones publicadas son muestras y no botones que deberían haber servido para que los legisladores que se dicen antimineros, recogieran el guante. Y sobre todo para que los asambleístas enardecidos, exigieran que así fuera.

 La primera fue el silencioso trabajo que todos sabían se venía haciendo para montar casi una escena que entretuviera mientras salen por el costado otros negocios, mas rentables y efectivos que dependen de la empresa estatal llamada “Petrominera”, a cuyas puertas no se conoce antecedente de manifestación alguna.

 La segunda y más compleja para El Diario fue nada menos que poner en escena con números y todo, como estaría cerrándose el intento de avanzada de la actividad extractiva con “alicientes” entre funcionarios que van a perder el tren de los `quioscos´ en 2019

Que “no” y que “sí”

 Y ayer, así como aparecieron los “NO” también aparecieron los “SI” con un reclamo documental también a sabiendas que esta semana puede ser decisiva para abordar el tema. “Esperamos, esta vez, poder ser tenidos en cuenta para el potencial debate minero. Debate que ya lleva años en la sociedad y que le venimos reclamando a la clase política.

Una clase política que se empecina en discutir sobre pequeños proyectos productivos que quedan en la nada, como aquel foro de actividades productivas impulsado por el No a la Mina en 2012 y que al día de hoy no generó un solo puesto de trabajo para los Esquelenses, ni siquiera para los recientes desocupados de Agricultura Familiar con los que se solidarizaron semanas atrás”. En ese marco, el documento avalado con quince firmas, con nombre y apellido y DNI en representación de los asambleístas insistieron

“Hoy volvemos a manifestar que, nuestra agrupación, apuesta por el desarrollo de la actividad minera en Chubut bajo `Parámetros de Sustentabilidad Sociales y Ambientales´(…) las nuestras son propuestas `reales y superadoras´. Por eso esperamos sean tenidas en cuenta para un potencial `Marco Regulatorio´”.

Para ello, los vecinos que le dicen “SI” a la minería proponen: “Capacitación y contratación de mano de obra local, Capacitación y contratación de Servicios Locales, Participación de la comunidad en los controles Ambientales en todas las etapas, Responsabilidad Social y empresaria por parte de las empresas para actividades verdaderamente productivas, y Sustentabilidad a largo plazo de los proyectos mineros”, enumeraron.

 Con microscopio en mano

Hace unos días, El Diario publicó también el posicionamiento del Centro Científico Tecnológico (CENPAT) dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), que emitió un comunicado para manifestar su rechazo a la minería en Chubut por considerar la baja intervención del Estado. (

“Consideramos que el aporte del sector científico y tecnológico a un debate serio e inclusivo permitiría ahondar temáticas claves para la discusión sobre el Desarrollo Territorial de la Meseta Central y otras regiones afectadas. Pensamos en un plan de articulación con el CONICET, las Universidades y otros organismos de ciencia y técnica de manera de garantizar opinión diversa a partir de profesionales de todas las áreas del conocimiento. Entendemos además que dicho conocimiento debe complementarse con aquellos saberes provenientes de las comunidades involucradas, las que deberían ser parte del diálogo en cuestión”, sostenían. Así, los directores de las unidades ejecutoras del CONICET-CENPAT rechazaban el modelo de desarrollo minero “que no establezca un rol claro para el Estado, las organizaciones civiles, el sector científico y tecnológico, y que arriesgue los recursos naturales de Chubut y comprometa la sustentabilidad de sus ambientes y sus habitantes”.

El documento también proponía: “… la creación de una Agencia Estatal de regulación de carácter autónomo y autárquico y con manejo de recursos económicos y profesionales para enfrentar las demandas que surgen del monitoreo y control socio-ambiental de la minería”, por las dudas que fuera permitida

Recordatorio y algo más

A su vez, la Cámara de Proveedores y Empresarios Mineros del Chubut contestó con dureza el posicionamiento del CENPAT-CONICET, con sede en Puerto Madryn. A través de un documento titulado “Haz lo que yo digo… solo lo que digo”. Los industriales proextractivos declararon: que no resulta razonable “que el CENPAT, que ha prestado servicios por sí y por intermedio de sus profesionales a la actividad minera (SIC), pretenda hacerse el distraído olvidando aquellos antecedentes, y priorizando discusiones políticas con el Gobierno Nacional que lo tienen como protagonistas, y que poco tienen que ver con el debate técnico reclamado”.

 “Por otra parte notamos una importante falta de coherencia de un organismo que permanente utiliza los productos mineros sin cuestionar la procedencia de los mismos. Cabe preguntarse entonces si ¿para las autoridades del CENPAT-CONICET la problemática socio ambiental que prejuzgan, acaba en los límites de la Provincia del Chubut?”, reflexionaron.

 Desde la CAPEM concluyeron: “Coincidimos finalmente en la necesidad de encontrarnos en un debate robusto que priorice el conocimiento por sobre los prejuicios, y hacemos votos porque la posible convocatoria a Audiencias Públicas, en el marco de la Legislatura de la Provincia del Chubut, nos encuentre aportando nuestras ideas, convencidos en que los profesionales del CENPAT van a enriquecer dicho debate, que tendrá como objetivo encontrar las condiciones de desarrollo sustentable de una actividad que puede ser la punta de lanza de un polo de desarrollo que beneficie a todos los chubutenses”.

Así las cosas, y por más que las partes interesadas hayan pretendido acotar “el debate” al territorio de uno de los tres poderes del Estado donde hay `bancas´ y `bancados´, como es la Legislatura, “el debate” está instalado mucho más allá de las fronteras de la gestión, y mucho más politizado de lo que parece en un momento donde el adelantamiento electoral es casi un hecho.

 A la par, y casi sin resistencia alguna, Chubut comenzó a exportar gas, dicen los expertos que violando la Ley de Soberanía Hidrocarburífera (26.741), por ser incompatible con el logro del autoabastecimiento e industrialización de estos recursos estratégicos no renovables. ¿Este tema será de interés de los que debaten con tanta pasión sobre lo que hay debajo del suelo, o solo les preocupará la plata y el oro? Por eso, es conveniente, muy conveniente, leer los diarios, y después usarlos para limpiar la parrilla

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual