Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ACTUALIDAD

Irán nuclear: Pese a USA seguirá enriqueciendo uranio. Las consecuencias y el apoyo de China

Trump busca un nuevo acuerdo nuclear sin Irán

MINING PRESS/ENERNEWS/Agencias

Irán continuará con el enriquecimiento de uranio de bajo nivel en línea con su acuerdo nuclear con las potencias mundiales a pesar de un movimiento de Estados Unidos para detenerlo. , afirmó el presidente del parlamento iraní Ali Larijani, 

Washington obligó a Irán a dejar de producir uranio poco enriquecido y expandir su única central nuclear, intensificando una campaña dirigida a detener el programa de misiles balísticos de Teherán y frenando su poder regional.

«Bajo el (acuerdo nuclear), Irán puede producir agua pesada, y esto no es una violación del acuerdo. Por lo tanto, continuaremos con la actividad de enriquecimiento», dijo Larijani a la agencia de noticias semioficial ISNA. La agencia Fars llevó un informe similar.

El agua pesada se puede emplear en reactores para producir plutonio, un combustible utilizado en las ojivas nucleares.

Los Estados Unidos también eliminaron su exención de sanciones que había permitido a Irán evadir un límite de 300 kg en la cantidad de uranio poco enriquecido que puede almacenar bajo el acuerdo nuclear en su principal instalación nuclear de Natanz.

Washington dijo que la medida tenía como objetivo obligar a Teherán a terminar su producción de uranio poco enriquecido, una demanda que Irán ha rechazado en repetidas ocasiones al decir que usa el uranio para ayudar a producir electricidad.

Hasta ahora, a Irán se le permitió enviar uranio de bajo enriquecimiento producido en Natanz a Rusia antes de alcanzar el límite de 300 kg, dijo un experto.

Estados Unidos también dijo que ya no suspendería las sanciones que permitían a Irán enviar a Omán para almacenar el agua pesada producida en sus instalaciones de Arak más allá del límite de 300 toneladas establecido en el acuerdo nuclear de 2015.

Un parlamentario de alto rango pidió conversaciones con los socios de Irán en el acuerdo nuclear y el Organismo Internacional de Energía Atómica de las Naciones Unidas (OIEA) para asegurar que Irán pueda continuar enriqueciendo uranio, informó ISNA.

«Con las nuevas sanciones, Estados Unidos quiere desacelerar la industria nuclear de Irán, por lo que se deben celebrar nuevas conversaciones con los miembros del acuerdo nuclear y el OIEA para aprobar que Irán pueda enriquecer el combustible al 20 por ciento o más», Heshmatollah Falahatpisheh, jefe del comité de seguridad nacional del parlamento, Fue citado por ISNA .

Por separado, el presidente Hassan Rouhani dijo en vivo en la televisión el sábado que Irán debe contrarrestar las sanciones de los Estados Unidos al continuar exportando su petróleo y al aumentar las exportaciones no petroleras.

«Estados Unidos está tratando de disminuir nuestras reservas extranjeras. … Así que tenemos que aumentar nuestros ingresos en divisas y recortar nuestros gastos en divisas «, dijo Rouhani.

“El año pasado, tuvimos exportaciones no petroleras de $ 43 mil millones. «Deberíamos aumentar la producción y aumentar nuestras exportaciones (no petroleras) y resistir las parcelas de Estados Unidos contra la venta de nuestro petróleo».

La movida del viernes en Estados Unidos, a la que Rouhani no hizo referencia directa, fue la tercera acción punitiva que Washington ha tomado contra Irán en tantas semanas.

La semana pasada, dijo que detendría las exenciones para los países que compran petróleo iraní, en un intento por reducir a cero las exportaciones petroleras de Irán. También incluyó en la lista negra a la élite de la Guardia Revolucionaria de Irán

Los esfuerzos de la administración Trump para imponer el aislamiento político y económico en Teherán comenzaron el año pasado cuando se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear que él y otras potencias mundiales negociaron con Irán en 2015.

Las consecuencias

Se espera que la economía de la república islámica se contraiga en un enorme seis por ciento este año, además de una contracción cercana al cuatro por ciento el año pasado, según el Fondo Monetario Internacional.

Pero la desaceleración aún puede ser aún más brutal, porque la predicción del FMI se produjo antes de que Estados Unidos hundiera un salvavidas comercial vital hace unos días.

El 22 de abril, Estados Unidos anunció que estaba terminando una exención de sanciones que había permitido a ocho países seguir comprando petróleo iraní.

“La situación económica en Irán es mala, y está empeorando”, advirtió Henry Rose, analista de Eurasia Group, una consultora estadounidense, en una reciente nota de investigación.

La crisis actual parece ser, de alguna manera, peor que la recesión de 2012-13, cuando las sanciones multilaterales previas al trato contra el programa nuclear de Teherán y sus proyectos de misiles balísticos fueron los más duros.

El acuerdo nuclear alcanzado en Viena en julio de 2015 entre Irán y el llamado P5 + 1, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania, hizo que Irán saliera del frío para unirse provisionalmente a la comunidad de naciones.

El acuerdo, aprobado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, levantó parcialmente las sanciones internacionales contra Teherán, lo que muchos consideraron como la perspectiva de una recuperación económica sostenida.

A cambio, la república islámica aceptó drásticos recortes en su programa nuclear y prometió nunca desarrollar un arma atómica.

Inflación desenfrenada

Sin embargo, el 8 de mayo del año pasado, el presidente estadounidense Donald Trump se retiró unilateralmente del acuerdo, pero advirtió que volvería a imponer las sanciones suspendidas por el acuerdo de Viena.

Esas sanciones comenzaron a aplicarse a partir de agosto de 2018.

Estados Unidos dice que está liderando una campaña de «máxima presión» contra Teherán para negociar un mejor acuerdo.

Aparentemente, subió la apuesta el domingo y dijo que enviaría un grupo de ataque de portaaviones y un grupo de trabajo de bombarderos a Oriente Medio en un mensaje «claro e inequívoco» a Irán.

Pero un año después de la decisión de Trump, ni siquiera hay “el comienzo del principio” de una respuesta sobre lo que constituiría un mejor trato, según un diplomático europeo que no quiso ser identificado.

 Este diplomático sostuvo que, en cambio, Washington espera empujar a Teherán a violar su compromiso nuclear.

“Entonces (pueden) decirle al mundo ‘Irán es una amenaza’”, razonó. “Es más bien un plan cínico y un plan irresponsable”.

Desde que Trump se retiró del acuerdo nuclear, el rial de Irán ha perdido más del 57 por ciento de su valor frente al dólar en el mercado negro.

Eso ha ayudado a impulsar la inflación al 51 por ciento, año a año, en comparación con un manejable ocho por ciento hace un año, según cifras oficiales. El verdadero ritmo del crecimiento de los precios es probablemente considerablemente mayor.

Los salarios no han podido seguir el ritmo del alza de los precios, golpeando a los trabajadores en el bolsillo.

Ha habido un impacto particularmente grave en la asequibilidad de los alimentos.

Hemos aumentado nuestros precios en un 70 por ciento” desde el inicio del último año iraní (21 de marzo de 2018), dijo una fuente de la industria alimentaria.

“Y probablemente tendremos que aumentar un 20 por ciento más en julio”, agregó.

Se ha vuelto difícil encontrar carne roja en algunas de las tiendas de la capital.

Para muchos, las nueces de pistacho, que antes eran un accesorio permanente en las mesas en ocasiones festivas, se han convertido en un lujo inasequible.

El fin de Washington a las renuncias al petróleo ha sido recibido con una actitud fatalista en Teherán.

“¿Qué pasará con el país si ya no puede vender petróleo?”, reflexionó un residente de Teherán.

“Irán necesita a Europa”

Frente a la retirada de Estados Unidos, Irán ha optado por adherirse al acuerdo nuclear y seguir respetando los compromisos que asumió en Viena.

“Frente a las dificultades reales relacionadas con el impacto de las sanciones de reimposición, el gobierno de Irán ha ejercido un gran pragmatismo”, dijo otro diplomático.

Pero Irán está irritado por lo que ve como la incapacidad de Europa para hacer frente a los Estados Unidos y salvar el acuerdo nuclear y sus beneficios económicos asociados.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Araghchi, ha advertido repetidamente que la paciencia de su país “tiene límites”.

Los firmantes europeos del acuerdo nuclear a fines de enero establecieron un mecanismo de intercambio que le permite a Irán continuar el comercio con Europa.

Pero hasta ahora no ha sido bendecido por una sola transacción.

Un analista advierte que Europa debe presionar más para mantener una política coherente de Irán libre de la presión de Estados Unidos, incluso cuando las empresas europeas temen ser alejadas de los mercados estadounidenses al mantener cualquier participación en la república islámica.

“Irán necesita una Europa económicamente soberana para mantener el statu quo” después de que Estados Unidos abandonara el acuerdo nuclear, dijo Clement Therme, investigador sobre Irán en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos.

 Pero al mismo tiempo, la situación “requiere que Irán mantenga un diálogo político con Europa para evitar un acuerdo entre Estados Unidos y Europa y el surgimiento de un esfuerzo combinado contra la economía de Irán”.

El apoyo de China

China elogió el cumplimento estricto de Irán de sus obligaciones bajo el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) hasta ahora y continuará manteniendo y llevando a cabo el acuerdo con las partes pertinentes, dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El portavoz Geng Shuang hizo las declaraciones en rueda de prensa cuando se le pidió que comentara acerca de la perspectiva del PAIC y la política de imponer la máxima presión por parte de Estados Unidos luego de que el gobierno estadounidense anunció su decisión en abril de suspender la emisión de exenciones a las sanciones para cualquier país que importe petróleo de Irán. No obstante, la Unión Europea, Francia, Alemania y Reino Unido reiteraron su apoyo al PAIC, conocido comúnmente como acuerdo nuclear de Irán.

"El PAIC es un acuerdo multilateral ratificado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que es conducente a mantener el régimen de no proliferación nuclear internacional, así como la paz y la estabilidad en el Medio Oriente", dijo Geng, quien subrayó que el acuerdo debe ser implementado de una manera integral y efectiva.

China se opone firmemente a las sanciones unilaterales y a la llamada "jurisdicción de brazo largo" impuesta por Estados Unidos a Irán y ha reiterado en muchas ocasiones que la cooperación normal en energía bajo la ley internacional entre Irán y otros países es totalmente razonable, legítima y legal, y que debe ser respetada y protegida, dijo el vocero.

Geng indicó que China elogia el cumplimiento estricto de la parte iraní de sus obligaciones en el marco del PAIC hasta ahora y que trabajará con las partes pertinentes para mantener y llevar a cabo el acuerdo, así como para salvaguardar los derechos e intereses legales y legítimos de las empresas chinas.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual