Empresas por País/Región Por Rubro
A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V W X Y Z

ACTUALIDAD

Estrecho de Ormuz, el polvorín mundial del oil&gas

Nuevo ataque a dos petroleros en el Golfo de Omán

ENERNEWS/MINING PRESS/Agencias

Unos 60 millones de barriles de crudo viajan a diario por los mares del mundo y un tercio de ese volumen pasa por el Estrecho de Ormuz

Los buques cisterna como los que fueron supuestamente atacados el jueves en el Golfo de Omán operan en aguas turbulentas, enfrentando peligros como piratería, choques e incidentes geopolíticos.  Unos 60 millones de barriles de crudo viajan diariamente por los mares de todo el mundo, según la agencia estadounidense de información sobre energía, la EIA.

Y un tercio de ese volumen pasa por el Estrecho de Ormuz, un paso clave para el tráco mundial de petróleo que une el Golfo Pérsico y el Golfo de Omán y donde ocurrieron los ataques del jueves. La mayor parte de las exportaciones petroleras de Arabia Saudita, Irán, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait e Irak pasan por esa ruta.

También es la vía principal para el gas natural exportado por Catar. Otros corredores estratégicos incluyen el Estrecho de Malaca entre Singapur e Indonesia, el Canal de Suez en Egipto y el estrecho Bab el Mandeb, que conecta el Mar Rojo con el Golfo de Adén. "Bloquear un corredor, incluso temporalmente, puede llevar a aumentos importantes en los costos totales y los precios mundiales de la energía", dijo la EIA en un informe en 2017. Esos corredores también dejan a los buques petroleros "vulnerables al pillaje de piratas, ataques terroristas, problemas políticos (...) y accidentes marítimos que pueden conllevar a derrames petroleros desastrosos".

Alexander Booth, analista de la rma Kpler, dijo que los petroleros están acostumbrados a la amenaza de piratas, sobre todo en áreas como el Estrecho de Malaca y el Golfo de Adén cerca de Somalia. "Históricamente, la mayor amenaza militar o terrorista es la piratería", dijo Booth. 

"Frente a la costa de Somalia, por ejemplo, cuando pasan por ciertas áreas con frecuencia anuncian que tienen guardias armados a bordo", subrayó el especialista. Pero Booth dijo que los ataques como los del jueves, en el que dos buques petroleros se incendiaron por causas aun indeterminadas, son "muy infrecuentes".

Estos incidentes ocurren semanas después del ataque contra cuatro embarcaciones, incluyendo tres buques cisterna, anclados frente al puerto de Fuyaira en Emiratos Árabes Unidos. Y "después de meses de una escalada de tensiones por el programa nuclear iraní, la guerra en Yemen y la carrera armamentística en la región", resaltó Anthony Cordesman, analista de seguridad en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington.

EEUU-Irán

Como en esta ocasión, los incidentes de mayo aumentaron las tensiones entre Estados Unidos e Irán. Según Cordesman, se asoma "la amenaza de una guerra híbrida" en la que Irán podría, por ejemplo, sin lanzar ocialmente una ofensiva mayor, conducir "ataques esporádicos de poca envergadura" contra embarcaciones en el Golfo sin provocar necesariamente una reacción importante de Estados Unidos o sus socios árabes.

Esa estrategia, para la que contaría con misiles, submarinos o pequeños botes teledirigidos cargados de explosivos o incluso bombas otantes, podría provocar alzas en los precios petroleros y el "equivalente a una guerra de desgaste", escribió Cordesman en el sitio web de CSIS. Además, con frecuencia los barcos etados por Teherán apagan sus señales satelitales para evadir las sanciones estadounidenses al crudo iraní, dijo Matt Smith de ClipperData.  Sin estas señales, que sirven para indicar la posición de un barco a otras embarcaciones cercanas, estas últimas enfrentan un "riesgo creciente de colisiones", dijo Smith.

En enero de 2018, el barco iraní Sanchi, con 136.000 toneladas de crudo liviano, se incendió tras chocar con otro navío en las costas de China. Las compañías navieras toman en cuenta esto y pueden en consecuencia modicar la ruta, según Booth, quien apuntó que las vías utilizadas pueden cambiarse no solo para acortar distancias sino también dependiendo de la actividad de las renerías, las especicaciones del producto o factores macroeconómicos. "Una carga puede dar la vuelta en medio del Atlántico media docena de veces antes de nalmente terminar en su destino", armó. En total, unos 94.000 cargueros navegan por el mundo, según la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo.

Si los barcos que transportan materias primas como carbón y granos representan, por tonelada, la mayor parte de la mercancía marítima mundial, con 42,5%, los que llevan petróleo crudo o renado representan el 30%. Otro 5,6% del tráco marítimo está compuesto por buques con gas natural licuado y productos químicos.

Nuevo ataque

Dos buques petroleros fueron objeto este jueves de un presunto ataque en el Golfo de Omán y quedaron flotando a la deriva, tras lo cual la Quinta Flota de la Marina de Estados Unidos anunció el envío de fuerzas en su asistencia mientras al mismo tiempo Irán aseguraba haber rescatado a los 44 tripulantes de ambos buques.

En consecuencia, el precio del petróleo registraba fuertes subas tras este segundo incidente en un mes involucrando a buques petroleros en torno al Estrecho de Ormuz, centro de la reciente escalada de tensiones entre Washington y Teherán y una de las vías marítimas más congestionadas del mundo.

La Quinta Flota, con sede en Bahréin, no entró en detalles sobre quién había realizado el ataque, aunque el gobierno de Estados Unidos ha insinuado en el pasado una responsabilidad de Irán, que el régimen niega. De inmediato despachó al USS Bainbridge, un destructor misilístico de la clase Arleigh Burke, que asistió a uno de los buques averiados

En la zona está actualmente operando el portaaviones de propulsión nuclear USS Abraham Lincoln y su escolta de destructores y buques de asalto anfibio, enviados a comienzos de mayo por orden del presidente Donald Trump.

La última posición del Front Altair (MarineTraffic)

La última posición del Front Altair (MarineTraffic)

Uno de los petroleros atacados fue identificado como el MT Front Altair y estaría en llamas y a la deriva, de acuerdo a la agencia Dryad Global. Se trata de un buque con bandera de Islas Marshall y sus 23 tripulantes ya fueron rescatados.

Según la compañía petrolera taiwanesa CPC, se sospecha que el Front Altair, cargado a tope con nafta, fue "atacado por un torpedo" y seguía en llamas. Su próximo destino era Taiwán,  tras dejar el puerto de Ruwais en Emiratos Árabes Unidos.

La última posición del Kokuka Courageous (MarineTraffic)

La última posición del Kokuka Courageous (MarineTraffic)

Otro petrolero, el Kokuka Courageous y con bandera de Panamá, habría sido abandonado por su tripulación de 21 hombres tras el presunto ataque. Al respecto la firma naviera Bernhard Schulte Shipmanagement indicó que el buque, que estaba cubriendo una ruta entre Arabia Saudita y Singapur, sufrió daños, posiblemente causados por una mina magnética, en el casco justo sobre la línea de flotación, y que no habría peligro de hundimiento. 

El petrolero está ahora a la deriva, indicó a Reuters una fuente cercana al hecho.

El dueño del buque, la empresa japonesa Kokuka Sangyo, aseguró que e petrolero fue atacado durante tres horas y recibió dos impactos antes de que la tripulación decidiera evacuar.

Otra imagen difundida por IRIB del petrolero Front Altair (AFP)

Otra imagen difundida por IRIB del petrolero Front Altair (AFP)

El ministerio de Comercio de Japón indicó que ambos buques estaban llevando "cargamento relacionado con Japón", indicó la cadena Sky.

Un grupo británico que monitorea la seguridad en el mar había sido el primero en alertar de un incidente no especificado en el Golfo de Omán y el que pidió "precaución extrema", en medio de las tensiones y coincidiendo con una crucial visita del primer ministro japonés a Irán.

Uno de los buques envueltos en llama, según reportes de la televisión iraní (Press TV)

Uno de los buques envueltos en llama, según reportes de la televisión iraní (Press TV)

Por su parte, el régimen de Irán anunció que socorrió a los "dos barcos cisterna extranjeros", señaló la agencia oficial Irna, citando "una fuente informada", y que el Front Altair "se hundió". Pero poco después la naviera Frontline, dueña del navío, desmintió el reporte y aseguró que su buque seguía a flote.

"Cuarenta y cuatro marineros fueron salvados de las aguas por una unidad de salvamento de la Marina (iraní) de la provincia de Hormozgan (sur de Irán) y transferidos al puerto de Bandar-e Jask", relató Irna.

Sin embargo, otros informes citados por las navieras señalaban que la tripulación del Kokuka Courageous fue rescatada por el buque utilitario Coastal Ace, de bandera holandesa, y luego entregada al destructor estadounidense USS Bainbridge, mientras que los marineros del Front Altair abordaron el Hyundai Dubai, un carguero de bandera de Islas Marshall

El petrolero MT Front Altair, con bandera de las Islas Marshall (Patrick Veerecke, MarineTraffic)

El petrolero MT Front Altair, con bandera de las Islas Marshall (Patrick Veerecke, MarineTraffic)

La compañía surcoreana Hyundai Merchant Marine  confirmó tiempo después que su buque Hyundai Dubai había rescatado a la tripulación del Front Altair tras escuchar tres explosiones, y que luego entregó a los marineros al buque patrullero iraní Naji 10, indicó la agencia AP.

La organización Operaciones Comerciales Marítimas de Reino Unido, gestionada por la Marina británica, emitió la alerta por la mañana. No entró en detalles, aunque dijo que estaba investigando el suceso. Ofrecieron unas coordenadas estimadas para el incidente que lo situaban a unas 25 millas (40 kilómetros) de la costa iraní.

Los incidentes ocurren en una de las vías marítimas más congestionadas del mundo, en la puerta del Golfo Pérsico (Reuters)

Los incidentes ocurren en una de las vías marítimas más congestionadas del mundo, en la puerta del Golfo Pérsico (Reuters)

En tanto, el sitio web de la televisora estatal iraní dijo que dos petroleros habían sido atacados en el Golfo de Omán. La cadena, que citó al canal libanés proiraní de televisión por satélite Al-Mayadeen, no ofreció pruebas que respaldaran el reporte.

Tras los reportes de los presuntos ataques el precio del petróleo experimentaba fuertes subas. El WTI, de referencia en Estados Unidos, subía un 2,64% hasta cotizarse en 52,49 dólares el barril, mientras que el Brent europeo lo hacía un 3,22% y alcanzaba los 61,9 dólares el barril.

En esta imagen del viernes 17 de mayo de 2019, proporcionada por la Marina de Estados Unidos, el USS Lincoln navega en aguas del Mar Arábigo cerca del buque anfibio de asalto USS Kearsarge. (Especialista de primera clase en comunicación de masas Brian M. Wilbur, Marina de EEUU vía AP)

En esta imagen del viernes 17 de mayo de 2019, proporcionada por la Marina de Estados Unidos, el USS Lincoln navega en aguas del Mar Arábigo cerca del buque anfibio de asalto USS Kearsarge. (Especialista de primera clase en comunicación de masas Brian M. Wilbur, Marina de EEUU vía AP)

La alerta del jueves se produjo después de lo que Estados Unidos ha descrito como ataques iraníes contra cuatro petroleros en la región ocurridos a mediados de mayo en la costa de Emiratos Árabes Unidos. Irán ha negado estar implicada.

Esos supuestos ataques habrían ocurrido en el puerto emiratí de Fuyaira, también en el Golfo de Omán, cerca del crucial Estrecho de Hormuz, el acceso al Golfo Pérsico y por donde pasa un tercio de todo el petróleo transportado por mar.

Una imagen que muestra los daños recibidos por uno de los cuatro petroleros presuntamente atacados en aguas de Emiratos Árabes Unidos a mediados de mayo (AP)

Una imagen que muestra los daños recibidos por uno de los cuatro petroleros presuntamente atacados en aguas de Emiratos Árabes Unidos a mediados de mayo (AP)

Cumbre entre Japón e Irán

El incidente, que involucra a buques con cargamento destinado a Japón, se produjo en un momento especialmente sensible, durante la visita del primer ministro japonés, Shinzo Abe, en una crucial misión diplomática al país persa. Abe advirtió el miércoles tras reunirse con el presidente de Irán, Hasan Rohani, que debe evitarse cualquier "conflicto accidental" que pueda derivar de las tensiones entre Washington y Teherán.

Sus declaraciones se producían apenas unas horas después de que los rebeldes hutíes yemeníes, con apoyo Iraní, atacaran un aeropuerto saudita e hirieran a 26 personas.

Abe tenía previsto reunirse el jueves con el líder supremo iraní, el ayatollah Alí Khamenei, en su segundo y último día de visita a Irán.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, a la izquierda, y el presidente de Irán, Hasan Ruhani, se estrechan la mano tras su conferencia de prensa en el Palacio de Saadabad en Teherán, Irán, el miércoles 12 de junio de 2019 (AP Foto/ Ebrahim Noroozi)

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, a la izquierda, y el presidente de Irán, Hasan Ruhani, se estrechan la mano tras su conferencia de prensa en el Palacio de Saadabad en Teherán, Irán, el miércoles 12 de junio de 2019 (AP Foto/ Ebrahim Noroozi)

Mientras tanto, en Tokio, el secretario jefe del gabinete, Yoshihide Suga, un destacado vocero del Gobierno, dijo a la prensa que el viaje de Abe pretendía rebajar tensiones en Oriente Medio, pero no mediar específicamente entre Estados Unidos e Irán.

Sus declaraciones parecían dirigidas a reducir las expectativas dada la incertidumbre sobre el éxito de la misión de Abe.

Las tensiones han escalado en Oriente Medio, e Irán parece encaminado a romper el acuerdo nuclear de 2015 que firmó con potencias internacionales, un acuerdo del que el Gobierno estadounidense se retiró el año pasado.

Volver a la Home
 

Propietario: D&C Visual S.R.L. | C.U.I.T.: 30-70894554-0
Piedras 153 3ºA (1070) Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Director: Daniel Eduardo Bosque director@miningpress.com

EnerNews es una
publicación de D&C Visual S.R.L.

D&C Visual